08 Aug. 2020 | 08:09
08 Aug. 2020 | 08:09
Datos de la UCA

Por la ASPO, se duplicó el déficit de la canasta básica de los hogares pobres

  •   |  
  • Es por la obvia caída de los ingresos de los sectores más informales. El director del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina, Agustín Salvia, adelantó que la pobreza trepará hasta el 45% en los últimos meses.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) Desde el Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) se informó que la fuerte caída de los ingresos laborales de los sectores informales de clase media baja “duplicó el déficit de la canasta básica”, producto del Aislamiento Social y Preventivo y Obligatorio y pese a la asistencia social aplicada por el gobierno nacional en el marco de la Emergencia Sanitaria.

    En ese escenario, se proyecta ya que el nivel de pobreza trepará hasta el 45 % en los últimos meses.

    Así lo adelantó, en declaraciones periodísticas, el director del Observatorio Social de la UCA, Agustín Salvia: “La caída de los ingresos laborales de los sectores informales de clase media baja duplicó el déficit de la canasta básica”.

    En declaraciones a Radio 10, puntualizó que “teníamos 8 % antes de la pandemia y hoy tenemos 16 %” de hogares del AMBA (Ciudad Autónoma y Conurbano bonaerense) que “no cubren la canasta básica”.

    Para Salvia, el “gran impacto” de la pandemia sobre la economía “desnudó los problemas estructurales que tiene la sociedad argentina en cuanto a dificultades para generar una rápida recuperación”.

    A lo que agregó: “La crisis ha golpeado a los sectores informales pobres, los cuales han tenido un piso de protección social a través de los programas de transferencia de ingresos, pero están perdiendo sus fuentes de trabajo por la reducción de la demanda”.

    No obstante, para Salvia “estructuralmente es de esperar que de esta crisis se salga lentamente de aquellas actividades que el sector informal tenía como más habitual”, por lo que será “escaso” el trabajo informal y eso significará “una profundización de la pobreza, no solo por ingresos, sino en cuanto a capacidades de consumo e inversión en el propio desarrollo humano personal, familiar o comunitario”.

    “La pobreza estructural no solo se visualiza en los asentamientos precarios, también va afectando a las áreas urbanas, porque se va perdiendo la fuente de trabajo y se empieza a desinvertir en la alimentación, en educación, en la vivienda, y esto fomenta un proceso de empobrecimiento estructural y de mayores desigualdades sociales”, concluyó el directivo de la UCA. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales