18 Feb. 2019 | 09:45
18 Feb. 2019 | 09:45
Opinión / La Hora Política

Derrotar a Macri y sus políticas

  •   |  
  • El Comité Central del PCR analizó la situación política: Venezuela, entrega macrista, hartazgo en las calles y escenario electoral. La semana política por Ricardo Fierro.

    Solidaridad con el pueblo venezolano

    El agravamiento de la situación de Venezuela muestra la dura disputa entre las potencias imperialistas por la hegemonía en ese país hermano, para adueñarse de los enormes yacimientos de petróleo. Esa disputa está provocando enormes sufrimientos a su pueblo.

    Las provocaciones abiertas del imperialismo yanqui y la creciente intervención del imperialismo ruso, impiden el derecho soberano de autodeterminación del pueblo venezolano.

    El gobierno de Macri tomó posición apoyando a Guaidó, siguiendo los pasos de Trump, el jerarca imperialista yanqui, en una abierta intromisión a los asuntos internos venezolanos. Esto, en una situación en donde ya corrió sangre, y la disputa imperialista empuja a agravar la situación, como hicieron en Afganistán, Irak, Libia, ahora en Siria, etc.

    La situación de Venezuela tiñe la situación política de la Argentina y Latinoamérica.

    Nos solidarizamos con el pueblo venezolano y su derecho a la autodeterminación. Fuera las garras asesinas del imperialismo yanqui y de todos los imperialismos.

    El infierno macrista

    La crisis social y la crisis económica se han agravado brutalmente. La inflación, los tarifazos, el ajuste, son un infierno. La canasta básica alimentaria aumentó 8% el mes pasado. Uno de cada dos pibes es pobre. La mitad de la población es pobre, no llega a los $22.500 de ingresos mensuales de la canasta básica.

    Macri, con la mentira de que los capitales extranjeros nos iban a “salvar”, endeudó el país hasta hacer impagable esa deuda. Se abrazó al FMI y a Trump para postergar el estallido de esa bomba financiera hasta el final de su presidencia. Le regaló a los monopolios exportadores dejar afuera los dólares de sus negocios, favorece a los monopolios de servicios con los tarifazos, a las petroleras le dio el precio internacional del petróleo, facilitó la fuga de capitales y blanqueó fortunas producto de la corrupción, armó una timba financiera en la que bancos y usureros hacen fortunas en días, con el pago de intereses del 60% en los bonos del Estado, haciendo imposible el crédito para la producción nacional. Y vacía los bolsillos del pueblo con la desvalorización del peso, y los precios impuestos por el dominio del mercado en manos de un puñado de monopolios y grandes terratenientes en los productos que consume el pueblo.

    Mientras el gobierno provoca estos sufrimientos, el FMI declara su “satisfacción” por lo que está haciendo Macri, y amenaza “que no haya un cambio en la política económica”. Macri no quiere ni puede cambiar su política; para cambiar la política hay que cambiar al gobierno.

    La respuesta en las calles

    La respuesta del pueblo es el crecimiento de las protestas. Van 4 viernes con “ruidazos”, en donde se multiplican las pancartas: “Macri a la cárcel” y “Castigo a Macri”. Hubo grandes movilizaciones en Capital Federal, Santa Fe, Mar del Plata, entre muchísimas más en todo el país. Otras ya tienen fecha en Bariloche y Mendoza. La llegada de las facturas con los tarifazos va a multiplicar el rechazo popular.

    Crece la oleada de despidos y cierran 25 pequeñas y medianas empresas por día. El 65% de las Pymes dicen: “Esto no va más”. Más de 1.200 panaderías cerraron sus persianas, y aparecieron los “panazos”. El vicepresidente de la UIA dice que “votar a Macri es suicidarse”.

    Producto de las luchas, conquistaron aumentos los Bancarios 47,6% y los Aero navegantes 43%.

    El 13 de febrero, en la avenida 9 de Julio de la Capital Federal, los Cayetanos marchan a una masiva movilización, en una gran jornada nacional de lucha contra los tarifazos y por la aprobación de las leyes que reclaman por la emergencia social.

    Los docentes se preparan ante el inicio de las clases. También el estudiantado.

    En el campo, se marcha a un amplio Foro Agrario, para establecer un programa de los productores agrarios, y las iniciativas de lucha para conquistar sus reclamos.

    En lo que va del año asesinaron a 19 mujeres. Crecen las actividades para exigir medidas por la emergencia en violencia contra las mujeres.

    El escenario electoral

    En medio de la crisis social y económica, y las luchas, el inicio de las elecciones anticipadas en muchas provincias tiñe la situación política. Es un cronograma electoral extenso y disperso.

    En Cambiemos hay profundas divisiones. Hay sectores que juegan a la reelección de Macri y el fortalecimiento del PRO, lo que choca con otros sectores que no quieren arriesgarse a una derrota por el desgaste de Macri. Esas divisiones se expresan en la puja por anticipar elecciones y la pelea por candidaturas. Son disputas entre sectores del bloque dominante.

    En el peronismo, se va reagrupando una parte en el PJ con la participación de Unidad Ciudadana, y otra con Alternativa Federal y el Frente Renovador. Las candidaturas a presidente están atadas a la definición de Cristina Kirchner y el resultado de las elecciones adelantadas. También, por el debate sobre ¿quién se hace cargo del infierno que deja Macri?

    Las elecciones adelantadas y las nacionales

    Tenemos que ver, en cada provincia y nacionalmente, dónde estamos parados y hacia dónde vamos. Lo que exige, como primera medida, designar un responsable del trabajo electoral.

    En el primer tramo de las elecciones, está La Pampa: integramos el Frente Popular Pampeano, Neuquén: integramos Unidad Ciudadana-Frente Neuquino, San Juan: PTP, Río Negro: integramos el Frente para la Victoria, Entre Ríos: se formó en marcha y hay conversaciones con el PJ y otras fuerzas, y Santa Fe: integramos el Frente Social y Popular.

    Derrotar la política de Macri en las calles y en las elecciones, es una necesidad del pueblo. La situación es desesperada: “No lo aguantamos más”, es lo que crece en las masas. Si Macri ganara, el acuerdo con el FMI es ir a fondo en el ajuste y la entrega: ajuste a fondo para pagar la deuda, reforma laboral, aumento de la edad de jubilación, entrega de Vaca Muerta y el litio a los monopolios imperialistas, etc.

    Luego de la formación del frente En marcha: el PTP, el Movimiento Evita, Somos y Unidad Popular, se amplió la unidad a 17 organizaciones sociales y políticas, entre ellas los Cayetanos, para el gran acto de Atlanta. Fue un acto que plantó las banderas antiimperialistas contra el FMI y el G20, y un programa a favor de los trabajadores, los campesinos, las mujeres, los jóvenes, y demás sectores populares, junto a la defensa de la producción y la soberanía nacional.

    A partir de esa unidad frentista, llevamos a las masas el programa que levantamos en ese gran acto de Atlanta, y trabajamos para un gran frente electoral que derrote a Macri y su política reaccionaria.

    Promovemos llamamientos y realizamos entrevistas peleando un gran frente electoral para derrotar a Macri. Cada provincia tiene sus particularidades y en todo el país el objetivo político central es derrotar a Macri.

    Con la lucha en las calles y también en la disputa política en las elecciones, trabajamos para acumular fuerzas para acabar con la dependencia y el latifundio oligárquico que oprimen al pueblo y saquean a la nación.

    Unidad para derrotar a Macri y su política

    Las masas nos reconocen como duros opositores a la política de Macri. Levantamos las banderas de la lucha y la unidad que son muy sentidas por las masas. La lucha en las calles desgastó a Macri. Estamos unidos en los Cayetanos, para que las masas protagonices la lucha. Impulsar las luchas no fue fácil. En las calles la lucha fue creciendo, y algunos se sumaron para no quedarse afuera.

    No nos pudieron sacar de las calles.

    La unidad para la lucha surgió como necesidad ante cada iniciativa. En las calles nos fuimos conociendo, y el partido también fue cambiando.

    En la lucha, cambiamos. Fuera de la lucha, no cambiamos.

    Tomamos como punto de referencia a los que luchan, para ganar al conjunto de las masas. A partir de encabezar las luchas, abordamos al conjunto de las masas.

    Tenemos programa. Los kirchneristas no acordaron contra el FMI y contra el G20, ellos plantean renegociar. Nosotros discutimos un programa dentro del frente. Y recogemos la enseñanza del 2001, donde se conquistó suspender el pago de la deuda y usar la plata para el hambre y la producción. Y levantamos el legado de Alejandro Olmos: suspender el pago de la deuda para investigarla, pagando la que sea legítima, y no pagando la que sea ilegítima y odiosa.

    Trabajamos por la unidad para derrotar a política macrista. A los que no quieren la unidad los dejamos en evidencia en las calles y en lo electoral. En la relación con los dirigentes peronistas tenemos en cuenta a las masas peronistas, porque a la política de Macri tenemos que derrotarla en las calles y en las elecciones.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales