18 Sep. 2019 | 10:25
18 Sep. 2019 | 10:25
Opinión / La Hora Política

Seguir la pelea para derrotar a Macri

  •   |  
  • Un balance de la paliza que recibió el gobierno con el triunfo del Frente de Todos en las PASO. Se abrió una crisis política y un nuevo escenario. Seguir en las calles con luchas masivas y multisectoriales, profundizar la campaña electoral, defendiendo y ampliando el FDT para garantizar la derrota de Cambiemos en octubre. La semana política por Ricardo Fierro.

    Protesta en Chubut por la liberación de Magali Stoyanoff y Daniel Murphy.
    Protesta en Chubut por la liberación de Magali Stoyanoff y Daniel Murphy.

    El pueblo protagonizó la paliza a la política de Macri

    El PCR, la JCR, el PTP, la CCC, la FNC, la CEPA, el MUS, junto a los Cayetanos, jugaron un papel importante en la campaña del Frente de Todos.

    Cerca de 12 millones de argentinos castigaron con su voto el infierno macrista. El recuento definitivo de boletas ratificó que el Frente de Todos, con Alberto Fernández y Cristina Kirchner, superó por casi 4 millones a Macri y Pichetto. En Buenos Aires fue aplastante la derrota macrista. Y el Frente de Todos ganó en 22 de los 24 distritos electorales, incluyendo a las 4 provincias que gobierna Cambiemos. Una paliza. Mucha alegría y muchos festejos.

    El gran protagonista de esa paliza fue el pueblo, que siguió en las calles hasta las elecciones, como la marcha de los Cayetanos el 7/8. Creció la necesidad de la unidad. Se peleó por la unidad y confluimos en el Frente de Todos. Se discutió el voto en cada familia, barrio, lugar de trabajo o estudio, en todas partes. El PCR se metió en ese debate popular, y en enero del 2019 el Comité Central llamó a la unidad para derrotar a Macri en las calles y las urnas.

    La CCC, el Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie, los Cayetanos, fueron y son protagonistas en las calles. El PCR y el PTP, junto al Movimiento Evita y Somos constituimos En marcha como una herramienta para avanzar hacia un gran frente popular, patriótico y democrático. Estuvimos en el Congreso del PJ y confluimos en formar un gran frente patriótico. Y fuimos parte de los 16 partidos que formaron el Frente de Todos.

    Las elecciones provinciales también mostraron la necesidad de unir a la oposición para derrotar a Macri, ayudando a crear condiciones para un amplio frente opositor.

    La decisión de Cristina de ser candidata a vicepresidenta y Alberto Fernández presidente, abrió puertas para ampliar el frente con gobernadores peronistas y el sector de Massa. Se creó así la herramienta política que usó el pueblo para la paliza a Macri. Y miles y miles, con un enorme esfuerzo, se pusieron al hombro la pelea por el voto, la propaganda y la fiscalización de los resultados de cada mesa.

    La crisis política está en curso

    Se desató una lucha en el grupo que maneja el poder. Cambió el ministro de Economía. Los abrazos con Trump y sus funcionarios le jugaron en contra a Macri por el sentimiento antiyanqui del pueblo argentino.

    Macri y los multimedios que lo apoyan tratan de achicar la importancia de la derrota macrista por la paliza popular. Sobre todo, tratan de ocultar que fue el masivo voto de los más castigados por el infierno macrista, lo que tiró a la basura las “encuestas” y los pronósticos.

    La paliza popular al macrismo con el contundente triunfo del Frente de Todos en esta primera batalla electoral, fue una sorpresa que puso en una crisis política al gobierno, y tiene una gran importancia en Latinoamérica y el mundo.

    Macri se jugaba a ganar en la segunda vuelta electoral en noviembre, llegando a esa fecha con el dólar planchado y pequeñas bajas de la inflación. Recibió un duro golpe, pero no está derrotado. Ahora quiere remontar la diferencia de 15 % a menos de 10 % y que el Frente de Todos achique su porcentaje por debajo del 45 %. La paliza a Macri es un triunfo del pueblo y un duro golpe a los bancos, monopolios y oligarcas latifundistas que manejan el poder.

    También recibieron un golpe los “padrinos” de Macri, el presidente yanqui Trump y los piratas ingleses, que trabajaron para la reelección de Macri con los préstamos del FMI: 45.000 millones de dólares hasta ahora. Quieren dominar América Latina con gobiernos obedientes en Brasil, la Argentina, Chile, Perú, Colombia, etc. Disputan la región a los imperialismos chino y ruso. La disputa se agrava con los datos que muestran la posibilidad de una nueva crisis económica mundial.

    La crisis política provocada por la paliza electoral a Macri está en curso: echaron al ministro de Economía, Dujovne, lo reemplazaron por Lacunza. Desató una lucha en el grupo de monopolios y oligarcas latifundistas que maneja el poder en el país.

    Redoblar el trabajo que hicimos en todo el país

    Macri va a embarrar la cancha. Seguimos en las calles con luchas masivas y multisectoriales. Defendamos y ampliemos el Frente de Todos.

    Se ganó una batalla, lo que crea mejores condiciones para la segunda boya: las elecciones generales del 27 de octubre.

    Esta nueva batalla comenzó en la noche del escrutinio, y puede ser decisiva. Comenzó con el discurso de Macri atacando a los que no lo votaron. Atacando al pueblo con un dolarazo y la inmediata remarcación de precios, provocando la suba de la inflación que hacha a los salarios, las jubilaciones y los planes sociales, y castiga a la producción nacional. Macri atacó a los candidatos del Frente de Todos, pretendiendo hacerlos responsables por el dolarazo que él había ordenado.

    Dos días después de debate entre los de arriba, Macri se vio obligado a hacer una falsa autocrítica, y lanzó un plan electoral con medidas que son parches que están lejos de compensar la escalada de precios. Reprimió a los estatales que protestaban en la CABA, y a los docentes de Chubut a los que no les pagan los salarios, encarcelando a sus dirigentes, liberados con la lucha y la solidaridad del país.

    Para el pueblo, más hambre, más pobreza y más desocupación, mientras cada día el Banco Central gasta $5.000 millones en la timba financiera con los intereses de locos de los bonos de deuda. No hay que bajar la guardia. Macri va a hacer todo lo posible para embarrar la cancha.

    La respuesta popular por la que debemos trabajar, es hacer más y mejor lo que hicimos en las calles y las urnas para el 11 de agosto. Seguiremos en las calles antes, durante y después de las elecciones de octubre. Las luchas deben ser masivas y multisectoriales, por los justos reclamos frente al nuevo ajuste macrista. Y redoblamos la campaña electoral para defender y ampliar el Frente de Todos.

    Entre Todos, garanticemos el triunfo

    Vamos por la derrota del macrismo el 27/10. Y acumulamos fuerzas para abrir un camino que acabe con la dependencia y el latifundio oligárquico.

    El PCR, la JCR, el PTP y las organizaciones en las que participamos, junto a los Cayetanos, nos metimos en el debate de las masas que fueron protagonistas de la lucha en las calles y en las urnas para derrotar a Macri. Lo hicimos con nuestras propuestas y llevando la herramienta política del Frente de Todos, el frente que le dio la paliza a Macri el 11/8 y que puede derrotarlo en octubre. Estar a la cabeza de la campaña electoral hizo que nos conozcan y amplió nuestras fuerzas.

    El pueblo argentino no es manso. Tampoco es “tropa de maniobra”, como creen Macri y sectores de la oposición. Quiere acabar con el infierno macrista, en las calles y las urnas.

    Planificar la campaña llevando nuestra posición en las grandes empresas, también en el campesinado y demás sectores populares.

    Peleamos en las masas el voto al Frente de Todos. Trabajamos para organizar Comités de Apoyo al frente en las fábricas y demás lugares de trabajo, en los barrios, las zonas agrarias, las aulas, etc. Peleamos los pronunciamientos de apoyo al frente en todos los ámbitos, el movimiento obrero, campesino, originario, de mujeres, jóvenes, intelectuales, profesionales, trabajadores de la salud y la educación, organizaciones de derechos humanos y de defensa de la soberanía, ambientalistas, etc.

    Trabajamos sin perder la identidad. Sin diluirnos. Aportando para que tenga un funcionamiento democrático. Dando respuestas a la avidez política de amplios sectores obreros, campesinos, originarios, de mujeres y de jóvenes. Escucharlos, escucharlos mucho, discutir, ofrecerles un puesto de lucha y organizar los círculos de lectores para dar respuesta a la avidez política. Donde se hicieron los círculos de lectores el PCR y la JCR crecieron.

    Luchamos para que la derrota del macrismo cree mejores condiciones para la lucha por las emergencias y necesidades del pueblo. Acumulamos fuerzas en las calles y las urnas para abrir un camino que nos lleve a acabar con los problemas de fondo que arrastra la Argentina: la dependencia del imperialismo, la concentración de la tierra en manos de un puñado de oligarcas y el Estado podrido que sostiene ese sistema de sufrimientos para el pueblo y riquezas para una minoría. ¡Vamos por más!

    * * *

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales