24 Nov. 2020 | 07:17
24 Nov. 2020 | 07:17
Opinión / La Hora Política

Encabezar la lucha por las necesidades de las masas

  •   |  
  • El imperialismo yanqui insiste en que somos su patio trasero, disputando con los imperialismos chino y ruso. Impulsar la lucha y la organización de las masas desde abajo, para derrotar la pandemia y el hambre, para que el pueblo no siga pagando la crisis. La semana política desde la mirada de Ricardo Fierro

    En Florencio Varela, campaña de pintadas en apoyo a los candidatos del MAS-IPSP de Bolivia.
    En Florencio Varela, campaña de pintadas en apoyo a los candidatos del MAS-IPSP de Bolivia.

    La pandemia agrava la situación de las masas

    En el Comité Central de nuestro Partido de marzo acordamos que la emergencia sanitaria era la principal emergencia. Los contagios en el mundo a mediados de marzo llegaban a más de 156.000, con centro en Europa y China. Hoy son más de 37 millones de casos positivos, con 26 millones de recuperados y más de 1 millón de muertes por Covid-19; entre los países más afectados están Estados Unidos, Brasil, India y Rusia.

    En la Argentina, a fines de marzo se registraron 1.054 casos positivos. Hoy son casi 900.000, recuperados más de 722.000 y sufrimos más de 24.000 los muertos por coronavirus. El gobierno tomó medidas correctas, la cuarentena y el aislamiento social. Fortaleció relativamente el sistema de hospitales modulares y equipamiento y restableció el Ministerio de Salud que Macri disolvió.

    Hoy los médicos y el sistema de salud no dan abasto. Santa Fe tiene 60.000 casos y decidió más apertura. Córdoba acumuló 1.606 casos en un día, declaró cuarentena en 6 distritos, pero muchos pueblos de pocos miles de habitantes rondan los 1.000 contagios, y no tienen camas para los casos graves. Le siguen Mendoza, Tucumán, Jujuy (con el índice más alto de fallecidos), Río Negro, Salta, Neuquén y Tierra del Fuego.

    Si la situación no es más grave es porque siguen juntos, en la primera trinchera, los trabajadores de la salud y los cientos de miles de luchadores en barrios, fábricas y zonas rurales, dándole pelea al virus y al hambre que crece. El PCR-PTP y su JCR están a la cabeza de las luchas, junto a la CCC y los Cayetanos, la FNC, Originarios en Lucha, el movimiento de mujeres, los trabajadores de la cultura, los que denuncian el negocio que hay atrás de los incendios, Liberpueblo y los que enfrentan la violencia institucional y los ataques de grupos provocadores como acaba de sufrir el Movimiento Ni un Pibe Menos por la Droga, en la sede del club Estrella Roja de la Matanza.

    La pandemia agravó el hambre y todos los padecimientos que profundizó la nefasta política macrista.

    El pueblo lucha para no seguir pagando la crisis

    Crecen las luchas obreras por medidas sanitarias en los lugares de trabajo, contra los despidos y suspensiones, por aumentos salariales en las paritarias. Luchas en muchos casos prolongadas, como la de los trabajadores de Mondelez y otras fábricas de la alimentación, el Astillero Río Santiago, la Algodonera Avellaneda de Vicentin, los petroleros que acaban de lograr conquistas, los trabajadores de la salud en CABA y varias provincias, los rurales de Tucumán y Río Negro, los floricultores en la zona agraria de La Plata, los municipales de Córdoba, los estatales en Santa Fe, Córdoba y otras provincias, los docentes en Mendoza y Misiones, etc.

    El Plenario de Conadu Histórica resolvió paro nacional de los docentes en todas las universidades nacionales para el 14 y 15 de octubre.

    A un mes del conflicto policial la pregunta que recorre muchos lugares de trabajo es ¿Por qué a la policía, que es una fuerza represiva al servicio del Estado el gobierno les otorgó un aumento llevando el salario inicial a $49.000 y al resto de los trabajadores no?

    En las paritarias en curso está en discusión la necesidad de un salario a la altura de la canasta familiar. Allí también se discute quién paga la crisis.

    Las tomas de tierras como en San Calixto (Salta), Guernica (Pte. Perón, GBA) o las 48 tomas en La Plata, entre otras, reflejan la necesidad de tierra, techo y trabajo de una gran parte de nuestro pueblo.

    La lucha de las mujeres se hace sentir en Jujuy y en todo el país para denunciar la emergencia en que viven, porque las violan, las matan y las reprimen. Lo expresan en las calles y con numerosas iniciativas: algunas presenciales y otros mediante videoconferencias.

    Las mujeres defienden la continuidad de sus 34 Encuentros Nacionales que son el corazón del movimiento de mujeres en Argentina. Cualquier intento de subordinarlo o dividirlo será funcional a la reacción.

    El FMI y la “timba” financiera macrista

    Llegó al país la delegación del Fondo Monetario Internacional. Les preocupa cómo vamos a pagarle la deuda que ellos otorgaron violando sus propios estatutos para ayudar a Macri a ganar las elecciones del 2019. Esa plata se fugó en la timba financiera del macrismo, el FMI y los bancos y fondos imperialistas. Legitimar esa deuda, sin investigarla y castigar a los responsables, impone una carga financiera que hipotecará a la Argentina por décadas.

    Sergio Chodos, representante argentino ante el FMI, dijo que el capital financiero hoy es cinco veces el producto bruto mundial (Perfil, 11/10). Es decir, por cada dólar invertido en la producción hay 5 dólares en la especulación financiera.

    El gobierno nacional tomó medidas positivas con los alimentos, el IFE y los ATP. El crecimiento del hambre por la inflación y la situación de la crisis económica, plantean la necesidad de continuar y profundizar esas medidas, y no suspender el IFE y los ATP como dice el proyecto de ley de presupuesto 2021.

    También es positivo destinar 30.000 millones a un fondo nacional que permita dar pasos en reactivar la producción nacional para la defensa.

    Las necesidades del pueblo y la nación argentina hoy exigen destinar todos los fondos para resolver las emergencias: sanitaria, social, financiera y económica. El impuesto a las grandes fortunas debe ser un paso en esa dirección.

    No saldremos de esta situación de la mano de uno u otro imperialismo, sea yanqui, chino, ruso o europeo. El pueblo argentino tiene su historia de lucha. Jugó un rol principal en la derrota del macrismo no abandonando las calles y hoy busca caminos para seguir avanzando.

    El 18 junto al pueblo boliviano

    Crece la disputa interimperialista y se hace sentir en todo el mundo. Hay quienes se ilusionan con un cambio en las elecciones en Estados Unidos del 3 de noviembre. Enrique Cuellar, legislador del Partido Demócrata de Biden, dijo en un foro entre congresistas y empresarios yanquis “No queremos despertarnos un día y ver que tenemos un problema en nuestro patio”. El título de esa conferencia era justamente: “El avance de la presencia de China y Rusia en América Latina”. Si Trump es derrotado se va a producir un cambio en la política de EEUU. Y no es poca cosa. Los EEUU no dejarán de ser una superpotencia imperialista.

    En una charla por videoconferencia con Evo Morales, en la que fueron invitados el PCR-PTP, Evo sintetizó sus ideas así: “Juntos venceremos y derrotaremos a esta dictadura (…) lo de ellos es fraude o golpe”. Lo que pase en las elecciones de Bolivia es de gran importancia para el hermano pueblo boliviano y para toda América Latina. Porque son los hechos los que producen cambios bruscos de la situación.

    Los golpistas bolivianos preparan el fraude y la represión y harán cualquier cosa para no perder el gobierno, lo que puede abrir distintos escenarios.

    Es muy importante el trabajo realizado por el PCR y su JCR en solidaridad con el pueblo boliviano y para las elecciones de Bolivia; en La Plata, Quilmes- Berazategui-Varela, Zona Norte GBA, La Matanza, Capital Federal, Bahía Blanca, Mendoza, Chubut, San Juan, Salta y otros lugares. En algunos lugares se desplegó una gran campaña con pintadas, pasacalles, volanteadas y actos en conjunto con la comunidad boliviana y los compañeros exiliados en nuestro país.

    Debemos dar toda la ayuda posible este 18 para un triunfo electoral que derrote la dictadura de Añez. El pueblo boliviano con su lucha impidió que se consolidara la dictadura proyanqui y hoy tiene un gran desafío. Su triunfo será nuestro triunfo.

    También es de gran importancia el plebiscito del 25/10 en Chile para cambiar la Constitución de Pinochet, plebiscito que es producto de la lucha popular.

    Los pueblos de América Latina se rebelan. La solidaridad y la unidad de nuestros pueblos son clave para terminar con la dependencia.

    Prepararse para tiempos tormentosos

    La discusión de fondo sigue siendo quién paga la crisis sanitaria, alimentaria, social y económica. Hasta ahora la sigue pagando el pueblo. Esta situación y la disputa en la que está sumergida América Latina y nuestro país hace prever que vienen tiempos tormentosos.

    Macri, Patricia Bullrich, sus secuaces y los poderosos intereses imperialistas y oligárquicos que hay detrás, este 12 de octubre volvieron a impulsar, como lo hicieron desde el 7 de diciembre de 2019, movilizaciones y banderazos en todo el país contra el “rumbo” del gobierno de Alberto Fernández. Contra ese sector de las clases dominantes dirigimos el golpe principal de la lucha popular.

    El 17 de octubre saludamos y acompañamos con delegaciones a las y los compañeros peronistas en el acto virtual y las actividades que realizarán en conmemoración de los 75 años de aquella pueblada histórica que reclamó y conquistó la libertad del general Perón en 1945.

    Peleamos por fortalecer la unidad y las fuerzas que han luchado en las calles contra el macrismo, para que no sean divididas y utilizadas por ningún sector de las clases dominantes.

    El pueblo se organiza en Comités de Barrio, cuerpos de delegados, clubes, multisectoriales, etc., para ser protagonista y poder incidir en política.

    Nuestra tarea es llegar a millones para que las propuestas como la Ley de Tierra, Techo y Trabajo, el impuesto a las grandes fortunas y la investigación y suspensión del pago de la deuda externa sean discutidos a nivel de masas para que la crisis la paguen los que la juntaron en pala con el gobierno macrista.

    Transitando esa huella el PCR ha avanzado. Estamos a la cabeza de la lucha, escuchando a las masas, discutiendo con ellas, difundiendo nuestras posiciones, y acumulando fuerzas para que ese protagonismo de las masas se eleve a un nivel superior y pueda abrir el camino liberador. Para quebrar el poder del Estado oligárquico imperialista y construir uno nuevo, en manos de los trabajadores y el pueblo.-

    (Escriben Ricardo Fierro y Jacinto Roldán)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales