24 Oct. 2020 | 06:40
24 Oct. 2020 | 06:40
Este lunes

“Alto acatamiento” al paro de exportaciones granarias

  •   |  
  • La URGARA repudió la “irresponsabilidad” empresaria de culpar a los trabajadores por la falta de dólares. La medida de fuerza es en reclamo de recomposición salarial y modificaciones en el Convenio Colectivo de Trabajo.

    Sin actividad en 16 puertos de todo el país.
    Sin actividad en 16 puertos de todo el país.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) La Unión de Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA) resaltó que el cese de la actividad granaria en 16 puertos de todo el país, iniciado en el primer minuto de este lunes por recomposición salarial y modificaciones en el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT), está teniendo “un alto acatamiento manifestado por los trabajadores que apoyan y comparten nuestros reclamos”.

    Tras el vencimiento de la conciliación obligatoria dictada el pasado 27 de agosto, sin posibilidad de ser extendida nuevamente, URGARA reanudó su plan de lucha y respondió punto por punto el comunicado oficial de la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC) “que se limita a agravios y adjetivaciones sobre la medida de fuerza sin presentar una discusión de fondo sobre la misma”.

    “Los empresarios utilizan la excusa del ingreso de dólares de manera infantil, buscando distraer la atención de los argentinos, y con una actitud temeraria e irresponsable culpan a los trabajadores por los costos económicos del paro, dejando en claro su ambición y avidez de rentabilidad en desmedro de los intereses de nuestro país”, denunciaron desde el gremio conducido por Pablo Palacio.

    También dieron cuenta que el “continuo retraso para la liquidación de divisas muestra una grave insensibilidad frente a la cual el Gobierno nacional debería tomar cartas en el asunto para que se termine la especulación empresaria en base a mentiras que crean incertidumbre económica y confusión”.

    El gremio confirmó que este martes, a las 15 horas, asistirá a una reunión con el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación para buscar respuestas a los pedidos y solucionar las necesidades de los trabajadores.

    “Ratificamos que no vamos a renunciar a nuestro reclamo de mejoras en el poder adquisitivo e insistiremos en la reducción de la jornada laboral, que es algo que venimos pidiendo hace ya mucho tiempo a un sector que hoy está en un año récord de exportaciones y que puede dar respuestas para que haya empleo para todos”, adelantaron.

    Así, mientras el gerente general de la CPPC, Martín Brindici, acusó a los representantes de URGARA de buscar “trabajar menos”, desde el gremio replicaron: “nuestra actitud es exactamente la contraria, buscamos que más argentinos trabajen, y vamos a continuar pidiendo la reducción de la jornada laboral, y el sector por su alta rentabilidad lo puede implementar. Debe darle vergüenza a un sector que no paró desde el inicio de la pandemia del COVID-19 tener a trabajadores desempeñando sus labores durante 12 horas cuando hay un 40% de argentinos sin trabajo”.

    También recordaron que “los salarios de nuestros representados se han visto depreciados por la inflación y la devaluación del peso argentino” y respondieron a la Cámara afirmando que “los sueldos están lejos de representar el verdadero valor que aportan los trabajadores a la economía de nuestro país y los bolsillos de los empresarios”.

    En esta línea, los Recibidores de Granos argumentaron que desde la parte empresaria “se escudan en la crisis económica que sufre el país cuando el sector en el que se desempeñan no solo no se detuvo, sino que las exportaciones de los complejos agroindustriales de Rosario de soja, maíz, trigo, girasol y cebada alcanzaron un nivel histórico en el primer semestre del año, llegando a los 52,5 millones de toneladas, que significaron el 80% de las exportaciones totales del país en volumen y el 50% en valor, según datos oficiales publicados por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

    Continuando con el repaso de información oficial de cada puerto privado, URGARA destacó que “según cifras del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca (CGPBB), en los primeros seis meses del presente año, los muelles de Ingeniero White y Galván comercializaron 8.383.000 toneladas, récord respecto a 2019, con una suba del 5 % en el total de productos movilizados; y el Puerto Quequén superó los 2,5 millones de toneladas en el acumulado anual de los primeros cuatro meses del año, con 2.514.789 de toneladas, en lo que el propio puerto comunicó como ‘el mejor primer cuatrimestre de todos los tiempos’”.

    “Todo a costa de la salud de los trabajadores, a quienes desprotegieron durante semanas hasta que por presión de URGARA empezaron a garantizar la aplicación de los protocolos sanitarios correspondientes en los entornos laborales”, recordaron desde el gremio que integra la Federación Marítima Portuaria y de la Industria Naval (FeMPINRA) y la poderosa Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT).

    “En todo momento manifestamos nuestra voluntad de diálogo, aun cuando no la percibimos en nuestros interlocutores. Siempre respetamos la definición de ‘esenciales’ otorgada por el Gobierno Nacional a nuestros trabajadores quienes en todo momento arriesgaron su vida y la de sus familias para garantizar el ingreso de divisas que, según dicen, queremos impedir”, concluyeron desde URGARA. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales