21 Sep. 2020 | 01:04
21 Sep. 2020 | 01:04
Salud

¿Cómo afecta la cuarentena a la salud digestiva?

  •   |  
  • El cuerpo no estaba preparado para quedarse tanto tiempo en casa y aparecen algunas complicaciones como la constipación. Se recomienda hacer actividad física en el hogar y una alimentación rica en fibras y que no sea astringente.

    Foco de posibles enfermedades.
    Foco de posibles enfermedades.

    Por Francisco Aguilar (*)

    Es sabido que nuestro cuerpo no estaba preparado para afrontar lo que estamos viviendo a raíz de la pandemia de coronavirus. Hace muchísimos años que no se nos sometía a semejante sacrificio. El ser humano es un animal de costumbres y por lo general tiene algunas dificultades para lograr las adaptaciones.

    Llevamos más de cien días con esta situación y la mayor parte de ese tiempo estamos confinados en nuestros hogares.

    Hemos cambiado y adaptado nuevos hábitos, aumentando el uso de la tecnología y también consumiendo más alimentos de lo habitual.

    Nuestro aparato psíquico tiene una enorme repercusión en tres sistemas fundamentalmente: la piel, el aparato respiratorio y el aparato digestivo.

    Al igual que la piel o el aparato respiratorio, el aparato digestivo se vuelve foco de posibles enfermedades cuando aparecen algunos trastornos en los mecanismos de defensa del estómago. La evolución de las sociedades, el aumento de las problemáticas del hombre actual, la globalización, los conflictos de todo tipo a los que hemos estado sometidos, la ingesta de muchos medicamentos, ingesta de alcohol y cigarrillos, la infección por una bacteria llamada helicobacterpilory han hecho que estas enfermedades sean extremadamente frecuentes y también una consulta diaria a los especialistas.

    En el año 1983 Robin Warren y Barry Marshall descubren que existe esta bacteria y como consecuencia obtienen el Premio Nobel de Medicina. A partir de este momento se designan a los problemas inflamatorios en la mucosa del estómago como gastritis y en otros casos como úlceras pépticas.

    Las gastritis son de un tratamiento más sencillo, que requiere tratar de cambiar algunos hábitos para lograr una vida mejor y desde el punto de vista médico se tratan con medicación oral.

    Los síntomas que frecuentemente se manifiestan son: ardor o dolor en la parte alta del abdomen, acidez (sobre todo nocturna), vómitos con sangre o materia fecal de color negro. Se evidencia que el dolor que producen las úlceras gastroduodenales es diario, horario y periódico. Por lo general aparece por períodos a la misma hora y todos los días. Luego calma hasta que más adelante aparece nuevamente.

    Hoy en día se tratan con omeprazol y luego aparecieron otras fórmulas como el pantoprazol, lanzoprazol, esomeprazol, rabeprazol, etcétera.

    Las úlceras gastroduodenales se tratan con la misma medicación y en algunos pocos casos, requieren de cirugía por sus complicaciones.

    La pandemia en el estomágo

    Ahora bien, todo este período de encierro y de falta de actividad física ha favorecido a la aparición de otra entidad gastrointestinal como lo es la constipación que genera muchos inconvenientes y malestar.

    Es importante poner mucho cuidado en el tipo de alimentación y tratar de realizar actividad física aunque sea dentro de nuestro domicilio. Se recomienda que la alimentación contenga fibras y no sea astringente.

    También hay que estar atentos al aumento del consumo de comidas rápidas y pedidos a domicilio (mucho de las llamadas comidas chatarra) que sin dudas llevó a un aumento de peso en algunas personas y que ha caído en el estómago de una forma muy agresiva.

    Es muy difícil dar consejos para sobrellevar este período, hasta el momento desconocido, pero algunas recomendaciones que nos acerca la Asociación Argentina de Cirugía para el cuidado de la salud digestiva son:

    · Realizar actividad física o algún tipo de ejercicio que nos agrade en el domicilio.

    · Evitar el abuso de comida chatarra o pedidos de comida por delivery.

    · Tratar de aumentar el consumo de frutas y verduras y alimentos ricos en fibras.

    · Hacer y respetar las cuatro comidas diarias.

    · Ante síntomas que sean importantes o se prolonguen por más de 48 horas consultar con el médico o con el especialista lo antes posible. Es preocupante ver cómo disminuyeron las consultas médicas por temor al contagio ocasionando problemas mucho más graves a futuro.

    · Concurrir a consulta médica de control en caso que lo hubieran indicado y no suspender la realización de estudios indicados que pueden ayudar a dar un diagnóstico precoz.

    · Para los pacientes que ya fueron diagnosticados con gastritis o úlcera se aconseja todo lo indicado anteriormente y no consumir alimentos agresivos, no tomar alcohol y no fumar. Continuar y no abandonar el tratamiento en caso que estuviera indicado. Concurrir a los controles indicados y ante cualquier síntoma nuevo, consultar con el especialista.

     

    (*) Médico cirujano / miembro de la Asociación Argentina de Cirugía (MP 1654 F78 L2).-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales