26 Sep. 2020 | 14:13
26 Sep. 2020 | 14:13
Opinión

Teletrabajo: El equilibrio entre el trabajo y la vida personal

  •   |  
  • Sobre la ley sancionada el pasado jueves y uno de sus puntos fundamentales: el derecho a la desconexión digital. Este punto implica que los trabajadores no tienen la obligación de conectarse por un motivo puramente profesional durante sus períodos de descanso y vacaciones.

    Por Laura Jurkowski (*)

    La cuarentena por la pandemia ha cambiado muchos hábitos de la vida cotidiana. Uno de ellos, que se impuso, es el auge del teletrabajo.

    En la Argentina esta es una nueva modalidad a la que tuvieron que migrar muchos trabajadores.

    Esta modalidad muy esperada por muchos, tiene sus ventajas como sus desventajas, tanto para los empleados como para los empleadores.

    Algunos de los efectos positivos, que refieren los trabajadores, es el tiempo que se ahorran al ir al trabajo y la mayor flexibilidad en los horarios, lo que les permite poder organizar la agenda de acuerdo a los requerimientos de la vida personal y del trabajo.

    Sin embargo este último punto, el de la flexibilidad en los horarios, si bien puede tener su lado positivo también puede tener consecuencias no muy favorables.

    Durante la cuarentena, muchos trabajadores refieren recibir mensajes, llamados y mails, fuera de su horario laboral, no respetando sus horarios o días de descanso. En muchas ocasiones esto lleva a trabajar más horas desde el hogar de lo que habitualmente lo hacían desde el lugar de trabajo. Se cruza la frontera entre la vida personal privada y laboral, dificultando la desconexión

    La hiperconectividad genera diversos problemas físicos, de sueño, aumenta el estrés y el cansancio. También puede provocar problemas familiares.

    El trabajar más horas y no respetar los momentos de descanso puede ocasionar burn out, el síndrome del trabajador quemado, lo que puede provocar problemas físicos, emocionales y cognitivos.

    Por eso es tan importante la ley del teletrabajo, que contribuye a regular la hiperconectividad en el trabajo, evitando algunas consecuencias negativas del mismo.

    Por un lado, dicha ley establece que la extensión de la jornada de trabajo debe ser previamente acordada en el contrato laboral con lo cual esto colabora a poner un límite en la cantidad de horas a trabajar por día. Al igual que el impedimento de seguir conectados a los dispositivos de teletrabajo luego de que el día ha terminado.

    Otro punto importante es el derecho a la desconexión digital, mediante el cual el empleado tendrá derecho a no estar conectado a los dispositivos cuando termine su día de trabajo y en los momentos de licencia. No lo podrán sancionar al hacer uso de dicho derecho.

    La pandemia y la cuarentena nos condujeron a construir una nueva normalidad, donde seguramente el teletrabajo se verá incrementado en la pospandemia, por ello es importante el derecho a la desconexión digital para que no se incrementen las horas de trabajo y evitar la invasión a la intimidad.-

    (*) Especialista en adicción a la tecnología. Directora del Centro reConectarse.

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales