18 Sep. 2019 | 18:49
18 Sep. 2019 | 18:49
Bitácoras bonaerenses

Ecuaciones provinciales sobre la fórmula Alberto F-CFK

  •   |  
  • Cuáles son las variables y trazados tras el anuncio de Cristina en el territorio más populoso del país y el objetivo gobernación. El acuerdo con Massa y los interrogantes sobre este nuevo y sorpresivo escenario.

    Aún se desconoce el rol que jugará Sergio Massa.
    Aún se desconoce el rol que jugará Sergio Massa.

    “Patear el tablero”, esa frase ultra usada en la arena política contemporánea. Decisiones que generan impacto, cambios, sorpresa. Pero lo que pasó el sábado 18 de mayo no sólo fue “patear el tablero”. Cristina Fernández de Kirchner directamente provocó un sismo que sacudió los cimientos del escenario político. Nadie lo vio venir, nadie apostó a esa ficha, nadie leyó esa jugada. Una vez más, Cristina sorprendió a todos y se llevó la centralidad sobre su jugada. Alberto Fernández, el ahora precandidato a presidente –quizá el candidato más “tapado” de la historia desde la vuelta de la democracia–, es el gran bendecido. La jugada de pizarrón tuvo sus primeros efectos, sobre todo dentro del peronismo y otros sectores que se posicionan en la vereda de enfrente a Cambiemos. Efectos expansivos.

    El enroque que hizo Cristina, a modo de generar una apertura para los otros sectores que aún se resisten a su figura, seguramente ampliará el espectro del espacio que se conforme para disputarle la presidencia a Mauricio Macri. Sergio Massa –quien destacó la decisión de CFK, pero a las horas mandó a los diversos medios a decir “Soy más candidato que ayer”–, tiene despejado el sendero para lograr acoplarse al espacio que encabece el peronismo, sin estar sujeto a una foto de “sometimiento” hacia la figura de CFK. Al ser Alberto Fernández el candidato, las explicaciones sobre el acoplamiento serán más fáciles. Es que al tigrense no le quedan muchas opciones. En su bastión –la provincia de Buenos Aires– más allá de que un día antes del anuncio de Cristina, los 18 legisladores que por ahora le responden (16 diputados y dos senadores) firmaron un respaldo a su figura, antes los rumores de un acuerdo, las presiones ahora se acrecientan. Antes del lanzamiento de la fórmula (“Fernández-Fernández”, “Fernández-Kirchner” o “Alberto-Cristina”), fueron varios los pedidos de los massistas para que sellara la unidad con el kirchnerismo/peronismo. Los diputados Jorge D’Onofrio y Pablo Garate son los abanderados de ese pedido; desde hace rato caminan por dos senderos, se muestran en actos del PJ Bonaerense, pero firmaron el respaldo del viernes. El dilema de Massa.

    Envalentonado por la definición de Cristina, Massa ahora se vuelve a cotizar y hasta deja trascender que seguirá fortaleciendo Alternativa Federal. Pero sus chances no son muchas y el tiempo apremia. Sin la unidad en el territorio con el peronismo/kirchnerismo corre gran peligro la supervivencia de su caudal político. Como se mostró en la columna anterior, el Frente Renovador de Massa debe renovar en la Legislatura siete de las doce bancas que tiene en Diputados, y las dos en el Senado, más los cuatro escaños del bloque Frente Amplio Justicialista que conduce en la Cámara Baja el mediático y bizarro José Ottavis. En el Parlamento bonaerense se trata de supervivencia, así como en los 135 Concejos Deliberante de la Provincia. Massa no tiene un candidato a gobernador que siquiera asegure la mitad de las bancas que se ponen en juego. Es por eso que el camino que abrió CFK sería el más coherente, aunque resta conocer las formas. Por estas horas de adrenalina se vuelve a barajar y surgen especulaciones. Se habla se gestar una “gran PASO” que disputen la fórmula Alberto-Cristina contra una o dos listas, que podrían encabezar el propio Massa y Daniel Scioli: todos con las mismas listas para diputados nacionales, gobernador y legisladores bonaerenses. Las variables.

    En torno a la fórmula que apunte a disputarle la gobernación a María Eugenia Vidal, volvió a sonar la posibilidad de que Malena Galmarini (esposa de Massa) pueda ser candidata a vice, en una lista que podría encabezar Axel Kicillof; algo similar podría pasar si el “elegido” es el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde. Si la fórmula fuera encabezada por la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, habría que ver qué nombre puede ocupar el del postulante a vice. Antes del anuncio de Cristina, la matancera mostró señales de perfilarse como candidata, pero el cimbronazo del sábado hizo que todo sea impredecible. El rol de Alberto Fernández, armador político experimentado, tendrá su voz en este dilema. Los intendentes desde hace rato que quieren que uno de los suyos sea el candidato a gobernador o gobernadora, pero con el “corrimiento” de Cristina ¿quién podría animarse a poner una postura personal por sobre la unidad? Las señales que por ahora dio el flamante precandidato a presidente apuntan a que el elegido sería el exministro de Economía de Cristina. “Es importantísimo ser fuertes en la provincia de Buenos Aires y ahí Axel está muy bien. Yo creo que no podemos privarnos de un candidato así", dijo en declaraciones a El Destape. Por el lado del vidalismo, siempre provocaron temor las chances de una unidad del peronismo en la provincia que, incluso cuando surgió la posibilidad de que Cristina y Massa acordaran un candidato a gobernador común, pero que fuera pegado a dos boletas presidenciales, en Calle 6 pegaron el grito en el cielo y le pidieron acciones inmediatas a la Casa Rosada: Macri firmó un decreto exprés que prohíbe las listas colectoras en estas elecciones. El escenario de este momento no es el mismo, pero tiene componentes similares. La unidad del peronismo está más cerca. Pero también el enroque comienza a jugar sobre el tablero y surgen distintos interrogantes: ¿Cristina seguirá trasladando el voto a un candidato o candidata por la gobernación, no postulándose a presidenta? ¿Es posible y hay tiempo para instalar y hacer entender en la sociedad la fórmula Alberto Fernández-CFK? Todo puede pasar, en este escenario cargado de contingencias.

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales