07 Aug. 2020 | 09:24
07 Aug. 2020 | 09:24
La Plata

Sandra Sepúlveda no aparece y empieza a caerse la hipótesis de secuestro

  •   |  
  • A más de 24 horas de radicada la denuncia, los investigadores se centran en la versión de su pareja, quien está imputado por una causa de abuso sexual contra una menor. La otra alternativa es que se haya ido por su cuenta. Crece el misterio.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) El expediente por averiguación de paradero de Sandra Sepúlveda, instruido por el fiscal en turno Marcelo Romero (UFI 6), empieza a engrosarse en estas horas con la declaración del personal del Hospital San Martín que estuvo en servicio en las primeras horas de la mañana de este jueves.

    Según la denuncia hecha por Mauricio Martínez, pareja de Sepúlveda, llegó junto a ella en un vehículo Fiat celeste que a las 7.45 horas los dejó sobre el pabellón de maternidad ubicado en calle 69 entre 1 y 115. El conductor del rodado sería un amigo de ambos. Una cámara de seguridad capta la parte trasera del rodado, circulando por la zona en un horario coincidente.

    No obstante, los investigadores desconfían de su relato: “no nos cuenta toda la verdad, hay cosas que oculta”, relató un vocero judicial consultado por ANDigital.

    En tanto, hay quienes en sede penal no descartan que Sepúlveda se haya ido por su cuenta: “es posible que nunca haya ingresado al baño porque nadie la vio entrar o salir. Una cámara capta a una mujer de similares características saliendo hacia la zona de calle 1, yendo al lugar en el que están las paradas de colectivo”, agregó uno de los investigadores.

    En lo que hace al celular de la mujer embarazada de 40 semanas, tiene su última conexión a WhatsApp registrada a las 5.08 AM del jueves. Martínez declaró en rueda de prensa que la última conexión era del miércoles, pasadas las 5 de la mañana ¿Se confundió? Es lo que se preguntan por estas horas los detectives.

    Desaparición de Sandra Sepúlveda: Un domo muestra el Fiat 147 celeste

    Publicada por ANDigital en Viernes, 6 de diciembre de 2019


    Si bien Martínez relató que su pareja lo llamó cerca de las 8 de la mañana y que escuchó que le dijo: “Papi me están llevando”, los policías a cargo del caso entienden que una mujer con movilidad reducida y en una situación límite como un secuestro rara vez podría tener tiempo para tomar su móvil, marcar un número (aunque esté registrado) y llegar a conversar.

    A eso se suma el hecho de que en La Plata no hay estadísticas de secuestros, según lo confirmado por miembros de la Delegación de Policía Federal, ese cuerpo es el encargado de intervenir en dichos casos y los registros son prácticamente nulos.

    Además de las declaraciones a los trabajadores del Hospital, también se investiga al entorno de Sandra y de Mauricio quien tiene antecedentes por amenazas en el marco de una denuncia hecha por una expareja.

    En cuanto al avance de las pesquisas, también se detectó que ambos integrantes de la pareja practican la religión umbanda, en tanto que el hombre realiza tatuajes.

    Vale mencionar un grave antecedente penal de Martínez: se halla imputado por abuso sexual agravado, con elevación a juicio (aún sin fecha definida), en perjuicio de la hija menor de una pareja anterior.

    Por último, el director del Hospital San Martin, Alberto Urban, confirmó que Sandra no se atendió en el Policlínico y que no tenía turno programado. En ese sentido, dijo que en el nosocomio se encuentran muy sorprendidos por el caso y que la seguridad en ese sector del edificio es constante y muy reforzada: “hay guardias en forma permanente y si algo pasó alguien lo tuvo que haber visto u oído”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales