04 Apr. 2020 | 02:10
04 Apr. 2020 | 02:10
A un mes del crimen

La selfie del horror: Tras castigar a Fernando, los rugbiers asesinos se fotografiaron muy felices

  •   |  
  • En la imagen aparece el supuesto integrante Nº 11 del grupo, conocido como “Pipo”. Burlando había anticipado que entre lunes y martes daría a conocer su identidad.

    La selfie que vio la luz en las últimas horas.
    La selfie que vio la luz en las últimas horas.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Cuando se cumple el primer mes del brutal asesinato de Fernando Báez Sosa a la salida del boliche Le Brique, en Villa Gesell, vio la luz una nueva imagen de los rugbiers que acabaron con la vida del joven, en la que se encuentra quien sería el integrante número 11 de este violento grupo de amigos, identificado como “Pipo”.

    La patada mortal al joven asesinado en Villa Gesell

    En el video se observa el momento en que el joven Fernando Báez Sosa recibe la parte final de la golpiza mortal. Fue este sábado 18/01 por la madrugada, a la salida del boliche LeBrique, de #VillaGesell.

    Publicado por ANDigital en Sábado, 18 de enero de 2020


    Sobre la margen superior izquierda de la fotografía que forma parte del expediente se halla “Pipo”, sonriente y haciendo el típico gesto de “ok” con su puño derecho cerrado y el dedo pulgar levantado.

    Sobre este onceavo integrante había hablado Fernando Burlando, el abogado defensor de la familia del muchacho asesinado, y a fines de la semana pasada dijo que daría a conocer su identidad.

    “Fundamentalmente lo que puedo aclararles es que es una selfie que se sacaron después de 20 minutos de la matanza, y ahí se puede ver la actitud que tomaron luego del crimen; tenían tiempo para sacarse selfies”, dijo el abogado ante los medios, y aclaró que la imagen fue tomada el sábado 18 de enero a las 5.11 horas.

    Junto a “Pipo”, en la selfie del horror también aparecen Blas Cinalli, Máximo Thomsen, Luciano y Lucas Pertossi, Ayrton Viollaz y Juan Pedro Guarino, este último liberado junto a Alejo Milanesi.

    “Es la primera imagen que tenemos del número 11, está en el expediente y la fiscal (Verónica Zamboni) tiene que investigar concretamente de quién se trata”, agregó Burlando, quien recordó que la casa que alquilaban en Villa Gesell “tenía 12 camas”.

    Por último, el letrado sostuvo que “nosotros consideramos que el número 11 no es un testigo, hay mucha información. Hablaban del asesinato en manada, pedían drogas... Es algo muy importante que acercaremos a la Fiscalía”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales