04 Apr. 2020 | 03:19
04 Apr. 2020 | 03:19
No más violencia

Una multitud marchó para exigir justicia por Fernando Báez Sosa

  •   |  
  • A un mes del salvaje asesinato del joven, miles de personas acompañaron el reclamo de los padres durante una movilización frente al Congreso. Hubo manifestaciones en todos el país.

    Un reclamo unificado: justicia.
    Un reclamo unificado: justicia.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Al cumplirse un mes del asesinato de Fernando Báez Sosa, sus padres encabezaron una masiva movilización hacia el Congreso de la Nación para reclamar justicia.

    Acompañados por miles de personas, hablaron desde el escenario montado frente al Parlamento, con el único fin de exigir que el Poder Judicial vaya hasta las últimas consecuencias con los rugbiers implicados en el crimen.

    “Deben pagar por lo que le hicieron. Que no quede impune. No voy a bajar los brazos hasta verlo para que mi corazón descanse. Gracias a todos y que mi ángel los bendiga a todos ustedes y les de fuerzas”, enfatizó Graciela Sosa, la madre de Fernando.

    Con un tono desgarrador, relató el calvario que su familia está viviendo desde que se enteraron de la trágica noticia el 18 de enero: “Lo que le hicieron a mi hijo es terrible. Nos arruinó la vida. Mi vida no es fácil desde que perdimos a nuestro hijo. Todo se nos vino abajo. Era nuestro sostén, nuestra lucha para seguir adelante. Mi casa está vacía”.

    La congoja impregnó el discurso de la madre del joven, quien tuvo palabras de profundo agradecimiento para el público que la respaldó. “Quiero justicia por mi hijo. Mi vida no es fácil. Gracias a todos por acompañarme. No tengo palabras de agradecimiento. No estoy bien. Al verlos a todos ustedes siento que me dan energía para seguir luchando por mi hijo”, exclamó.

    En simultáneo, se realizaron marchas semejantes en diferentes puntos del país, y el obispo de la Diócesis de Mar del Plata, Gabriel Mestre, celebró una misa frente a la puerta del boliche Le Brique en Villa Gesell, donde los rugbiers asesinaron a Fernando.

    Allí, leyó una carta que el Papa Francisco le envió a la familia del joven. “Quiero asegurarles mi compañía espiritual ese día. También yo celebraré la eucaristía por Fernando y sus padres. Por favor, no se olvide de rezar por mí. Que Jesús los bendiga y la virgen santa los cuide. Fraternalmente, Francisco”, rezó la misiva del sumo pontífice. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales