30 Mar. 2020 | 19:35
30 Mar. 2020 | 19:35
Dolor

Carta del padre de un rugbier liberado: “Por lo menos tengo a mi hijo, el papá de Fernando no”

  •   |  
  • Raúl Guarino hizo públicos sus sentimientos tanto sobre lo que sucedió en Villa Gesell como por lo acontecido luego. Dijo que su hijo “no hizo nada” y criticó a los medios. También habló de la condena social.

    Juan Pedro Guarino, uno de los dos rugbiers liberados.
    Juan Pedro Guarino, uno de los dos rugbiers liberados.

    ZÁRATE-BUENOS AIRES (ANDigital) Raúl Guarino, el padre de Juan Pedro Guarino, uno de los dos rugbiers liberados por el juez de Garantías de Dolores, David Mancinelli, divulgó una carta en la que describe el dolor generado por la situación personal que vive su hijo y su familia, y también menciona el que posee la familia de Fernando Báez Sosa, el joven brutalmente asesinado por los amigos de su hijo el 18 de enero pasado, a la salida del boliche bailable Le Brique, en Villa Gesell.

    Haciendo foco en el proceso judicial, pero también en la condena social sobre los diez rugbiers que se fueron juntos de vacaciones desde Zárate hasta la mencionada ciudad balnearia, Guarino resaltó que su hijo “no hizo nada” y que el tratamiento que los medios le dieron al tema “nos destruyó”.

    Tras asegurar que “es todo muy difícil y triste a la vez”, resaltó “el terror de tener a nuestro hijo detenido sin haber hecho nada”.

    Luego recalcó haber vivido días “entre la angustia y la injusticia”, en los que se “preguntaba qué hacer”, aunque “sabiendo que yo tengo por lo menos a mi hijo, pero el papá de Fernando no”.

    La misiva de Raúl Guarino cierra recalcando que “es el momento más difícil que me ha tocado vivir”.

    Junto a Alejo Milanesi, Juan Pedro Guarino fue liberado el pasado 10 de febrero ya que ningún testigo los ubicó en la escena del crimen esa madrugada fatal del sábado 18 de enero.

    Amen de ello, ambos siguen involucrados en la causa y sobre ellos se mantiene la carátula por ser considerados “partícipes necesarios” del homicidio, además de las lesiones leves provocadas a los amigos de Fernando en la golpiza brutal, y este jueves se presentaron ante la fiscal Verónica Zamboni en Villa Gesell para prestar declaración testimonial, aunque desistieron de hacerlo.

    Los restantes ocho rugbiers que siguen presos  son Máximo Thomsen (20), Ciro Petossi (19), Blas Cinalli (18), Ayrton Viollaz (20), Enzo Comelli (19), Matías Benicelli (20) y Lucas (20) y Luciano Pertossi (18). Los dos primeros son considerados coautores.

    La carta de Guarino

    Lamentablemente esto es muy difícil para nosotros. Primero, por el respeto que le debemos a la familia Báez y después porque mi hijo no hizo nada y estamos en esta situación. Por suerte, de a poco todo se va a ir acomodando. Ahora debemos resguardar a mi hijo de todo esto que tan mal le ha hecho.

    Todo esto que nos pasó y el manejo de los medios nos destruyó sin mi hijo haber hecho nada. Debo preservar a mi familia. Somos gente de bien y debo confiar en que todo solo se va a ir sanando.

    Desde el primer momento pedimos justicia y nos entregamos a la Justicia. Hoy, a pesar de la conducta de nuestro hijo y la nuestra en la vida, no parece haber servido de nada. Es todo muy difícil y triste a la vez.

    Si quiere hablar de lo que hablamos por esta vía no tengo problemas. Todo lo expuesto con ustedes realmente es lo que es. Somos transparentes desde el primer día. Es la única manera en que hacemos las cosas.

    Imagínese el terror de tener a nuestro hijo detenido sin haber hecho nada. Pensando que lo podían ensuciar con algo. Por suerte no ocurrió. Desde un primer momento con mi mujer nos mostramos transparentes tratando de que nos vean tal cual somos y lo mismo a nuestro hijo.

    Todos estos días, entre la angustia y la injusticia, me preguntaba qué hacer y encima sabiendo que yo tengo por lo menos a mi hijo, pero el papá de Fernando no.

    Tengo que confiar en la Justicia realmente. Por suerte, en nuestro caso la estamos teniendo. La justicia social no la podemos manejar. Ojalá que de a poco Dios nos vaya ayudando.

    Muchas gracias de todo corazón. Es el momento más difícil que me ha tocado vivir. Gracias por su comprensión y respeto. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales