13 Dec. 2017 | 06:15
13 Dec. 2017 | 06:15
Para el año 2018

La Cámara de Diputados aprobó el Presupuesto y la Ley Impositiva bonaerense

  •   |  
  • La sesión contó con todos los diputados sentados en sus bancas, y recibió el apoyo de más de dos tercios de los presentes. También se aprobó la baja del gasto legislativo.

    El recinto de la Cámara Baja, en pleno.
    El recinto de la Cámara Baja, en pleno.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) La Cámara de Diputados bonaerense, presidida por Manuel Mosca, aprobó este martes y giró al Senado para su sanción definitiva el proyecto de ley de Presupuesto bonaerense, la Ley Impositiva para 2018 y el llamado Pacto de Responsabilidad Fiscal Municipal.

    Lo mismo ocurrió con la iniciativa que fija un nuevo tope al gasto legislativo: con la firma del titular del cuerpo, y avalado por diputados de otros bloques políticos, la norma determina que el total de gastos sea bajado del 1,5 actual al 1,2 por ciento del presupuesto provincial, lo que significa un ahorro de 2.500 millones de pesos. Además, se sancionó en ley el presupuesto para el Senado, con la misma reducción.

    La norma, girada también al Senado, lleva también las firmas de Ramiro Gutiérrez (Frente Renovador), Marisol Merquel, Juan Cheppi y Rocío Giaccone (FPV), Marcelo Díaz (GEN), María Alejandra Martínez (FPV-PJ), Hernán Doval (Peronismo para la Victoria), y Mario Giaccobe (Justicialismo Bonaerense), además del jefe de la bancada de Cambiemos, Jorge Silvestre.

    Respecto de la llamada “ley de leyes”, y luego de negociaciones en las que participaron todos los sectores políticos, incluidos jefes municipales de diversos distritos, dirigentes rurales, entre otros, que intercambiaron opiniones con legisladores y ministros del Poder Ejecutivo, se incorporaron modificaciones al proyecto original.

    Entre esos cambios, se fijó un límite de 1.000 millones de dólares para endeudamiento oficial a través de proyectos de participación pública privada; también que el porcentaje atado a obras del Fondo Educativo baje del 85 al 50 por ciento para intendentes del Conurbano, y al 40 % en el caso de los del interior.

    La ley del presupuesto bonaerense 2018 proyecta gastos de 630.000 millones de pesos; prevé un crecimiento del 3,5 % de la economía bonaerense e incluye una baja en la presión tributaria a 5,5 % del Producto Bruto Geográfico (PBG).

    Desarrollo Social es el sector más beneficiado, con un aumento en los gastos del 30 % y le siguen Infraestructura, con 22 %, y Salud, con el 19 %, de incremento en inversiones.

    En el presupuesto 2018, los recursos propios se calculan en 599 mil millones de pesos. Asimismo, prevé un déficit de 31 mil millones de pesos, relacionados con los gastos de capital y, además, se contempla un endeudamiento por 60 mil millones de pesos destinados a financiar obras públicas y atender los servicios de la deuda.

    El gasto total del Poder Ejecutivo sube un 20,5 %; en cambio, para Salud y Justicia, los incrementos son del 34 y el 38 por ciento, respectivamente, mientras que los fondos para la Dirección General de Cultura y Educación tienen una suba del 28,5 % respecto del 2017.

    Los recursos en obras hidráulicas en el territorio bonaerense, para evitar o mitigar el impacto de las inundaciones, tienen un salto del 89 %.

    La baja de impuestos proyectada para 2018, mediante la Ley Impositiva, tiene un costo fiscal de $ 10.000 millones y alcanza a Ingresos Brutos (IIBB) en cada sector: unas 3.900 grandes industrias, por ejemplo, pagarán una alícuota de 1,5 % (frente a 1,75 % actual).

    Están exentas, además, las PyMEs fabriles que facturen hasta $ 78 millones, y cuyo tope es hoy de $ 52 millones, lo que implica una variación de más del 50 % y alcanza a unas 40.000 compañías.

    Para la construcción, la alícuota del gravamen de ingresos brutos baja de 4 % a 3 % en beneficio de 39.000 compañías; para unos 15.000 pequeños comercios que facturen hasta $ 2 millones, se reduce de 3,5 % a 2,5 %; y para unas 2.200 carnicerías también cae al 2,5 %, desde el 3,5 a 5 % actual.

    Unos 3.800 pequeños productores agro-ganaderos tendrán alícuota cero cuando facturen hasta $ 3 millones anuales.

    Se recorta asimismo la alícuota del impuesto a los Sellos, de 3,6 % a 2 % para la compra venta de inmuebles, como también para autos cero kilómetro ese gravamen y el de IIBB bajan de 3 y 3,5 % respectivamente, al 2,5%.

    Hay aumentos en el impuesto Inmobiliario Urbano, que van del 40 al 70 %, según la valuación de las propiedades, y de una suba del 50 por ciento, promedio para el Rural, aunque quedan exentos campos de menos de 50 hectáreas y los que se inundaron en 2017.

    Se votó, además, las modificaciones a la Ley de Responsabilidad Fiscal Municipal que establece límites al gasto corriente y el endeudamiento de las comunas. Aquellos municipios que no adhieran a la norma, no contarán con asistencia financiera del Gobierno provincial.

    En principio, los municipios no pueden subir su gasto corriente más allá de la pauta inflacionaria fijada por el Gobierno nacional, y seguir con la política que en esa materia fija el Ejecutivo provincial.

    Tampoco endeudarse por más del 8 % de recursos corrientes ni aumentar la planta de empleados comunales por sobre el crecimiento vegetativo de la población.

    Los jefes comunales no podrán incentivar el gasto corriente en el último semestre; asimismo, se las exhorta a armonizar sus tasas con las de los municipios vecinos y según las pautas seguidas por el Ejecutivo bonaerense.

    Al inicio de la sesión, los diputados acordaron autoconvocarse, como hicieron los senadores, a sesiones extraordinarias y se comprometieron a realizar una sesión el próximo 30 de noviembre. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales