16 Oct. 2018 | 19:34
16 Oct. 2018 | 19:34
Comodoro Py

José López dijo que lo usaron “como chivo expiatorio”

  •   |  
  • El exsecretario de Obras Públicas aseguró que fue obligado a trasladar al convento los bolsos que contenían dinero. Sin brindar mayores precisiones, remarcó además que ese efectivo no era suyo, sino de “personas vinculadas a la política”.

    José López.
    José López.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) El exsecretario de Obras Públicas, José López, aseguró que el dinero que contenían los bolsos que llevó a un convento en General Rodríguez no es suyo sino de “personas vinculadas a la política” y que lo obligaron a trasladarlo ya que lo “usaron como chivo expiatorio” como parte de “maniobra” de distracción “para poner la atención pública en otro lugar”.

    “Yo no tuve otra alternativa que obedecer”, se excusó, para luego enfatizar: “cuando señalé que es dinero de la política es porque así me lo indicaron pero en realidad lo que quise referenciar es que ese dinero era de personas vinculadas a la política de las cuales no puedo hablar”.

    Y completó: “no es una persona sino varias y yo mismo no sé bien quiénes son todos ni quiero saberlo”.

    Al declarar en el juicio oral que se le sigue por presunto enriquecimiento ilícito, el exsecretario de Estado reveló que, en una reunión, algunas personas le encomendaron una “diligencia” que “consistía en que debía trasladar esos bolsos al convento al que yo conocía y tenía entrada, entendiendo que a partir de allí se los iba a ir retirando para darle otro destino”.

    “Mi intervención en el traslado al convento fue forzada y el evidente interés de que me ocupara yo de ese tema era de que ellos se sentían seguidos u observados y por lo tanto me expusieron a mí para no quedar expuestos ellos”, consignó.

    Acto seguido, expuso: “al día de hoy de lo que me arrepiento es de no haber tenido la claridad y al fortaleza suficiente para haber resistido las presiones e intimidaciones que padecí porque en todo caso hubiese sufrido yo las perores consecuencias y no el resto de mi familia”.

    “Al lugar no llegué solo, me escoltaron tres personas, una en una moto y dos en un auto. Cuando digo que me escoltaron no digo que eran simples acompañantes, digo que son las personas que me entregaron el dinero que debía trasladar y me siguieron por todo el camino a modo de control”, finalizó. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales