14 Dec. 2018 | 04:21
14 Dec. 2018 | 04:21
Opinión

Incompetencia y barrabasadas

  •   |  
  • Como en cada una de sus columna, el autor desliza un dura y mordaz crítica al gobierno de Cambiemos en una semana plagada de contradicciones, dichos y entredichos.

    La vida te da sorpresas, ¡y cómo! Al rengo se lo conoce cuando camina y al pato criollo, ya lo sabemos. A lo largo de la historia han sucedidos hechos destacados por ser barrabasadas. Por ejemplo: Calígula nombró a su caballo preferido senador (en eso lo podríamos superar). A nosotros, en la actualidad, padecemos a Mauricio Macri y su troupe: Sturzenegger y Caputo, entre ambos dilapidaron las reservas del Banco Central; Quintana con el asunto del dólar futuro y Farmacity; Basavilbaso en el ANSES y el FGS; Dujovne y su política económica acorde a los deseos del presidente que nos ha llevado al endeudamiento más grande dela historia argentina, la destrucción de la industria Nacional, la entrega de los recursos naturales; Aguad también contribuyó con el ARSAT, redondeando la pérdida de la soberanía política, económica y un sinfín de negociados, que incluyen los Panamá Papers, el “Curreo” Argentino, etcétera. El sometimiento a EEUU, al Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del Norte y a Israel y un larguísimo etcétera.

    No contento con ello, sigue la tan promocionada política de seguridad, de la mano dura y la justicia por mano propia, impulsada por Patricia Bullrich; no solo la defensa a ultranza del policía Chocobar, destacando al juicio que se aproxima solo como una formalidad. Ya que la “lógica” indica que cualquiera puede hacer justicia por mano propia y que, según ella, cualquiera puede llevar armas porque “Argentina es un país libre”. La ley dice todo lo contrario. Se puede poseer la tenencia debidamente autorizada y portarla en casos puntuales. Tenemos que tener en cuenta un refrán: el alcohol no generan defectos, solo los pone en evidencia.

    Macri, con su infantil espíritu futbolero, propuso que el encuentro de Boca-River se jugara con hinchada visitante (¿qué negocios hay?); con antecedentes de que hace varios años ya no se juegan partidos con ambas hinchadas por razones de seguridad. Un día antes el encargado de ese servicio en CABA había dicho que no se estaba en condiciones de asegurar nada. Todo desató una serie de comentarios. Pato dijo: “Hay que arriesgarse, quien no se arriesga no gana”. Protestaron los encargados de los clubes involucrados; uno de ellos manifestó que “el presidente debería recibir asistencia psicológica debido al stress que le produce la próxima reunión del G-20”. Evidentemente, las cosas que se deciden no están acorde a una realidad cada vez más complicada. La crítica generalizada debió influir en el presidente, ya que 12 horas más tarde de tal error, “pateó” la situación a los encargados de seguridad de los clubes.

    La vicepresidente no se quedó atrás, según ella “si uno no encuentra trabajo, uno mismo debe creárselo, desde la casa incluso”. Si para cargos de mucha menor responsabilidad entes estatales se piden currículum vitae y test sicológico. ¿Por qué no se implementan los mismos requisitos para los altos cargos de un gobierno o lo llaman a concurso como en EEUU, dado que de ellos depende el destino de la Patria? No basta el deseo de poder, eso no es para cualquiera, sino implica tener una capacitación, perspicacia, inteligencia, educación, modales, asesoramiento clave el del sector diplomático, un gran interés en mejorar la situación de la Patria, espíritu de sacrificio, vocación de servicio. No es suficiente hablar otro idioma o tener dinero (o deseos de hacer negocios personales), pero como dice la gente: “Es lo que hay”.

    Yo me pregunto: ¿Tan bajo hemos caído? ¿O todavía falta hacer como Calígula? Se aclara: nombrar a otros caballos amigos en el Senado o en otra parte del Estado.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales