19 Feb. 2020 | 11:50
19 Feb. 2020 | 11:50
Opinión

Paritaria Nacional Docente para recuperar lo perdido

  •   |  
  • El secretario gremial de la Ctera, Eduardo López, sobre las expectativas de los docentes ante la próxima convocatoria a la vuelta de la negociación salarial como herramienta central para reconstruir parte del terreno que Macri arrasó en materia educativa.

    Por Eduardo López (*)

    El Gobierno Nacional anunció que en los próximos días se concretará la convocatoria a la vuelta de la Paritaria Nacional Docente. Se trata de una noticia que las y los docentes de todo el país esperamos con grandes expectativas por entender que se trata de una herramienta central para reconstruir buena parte del terreno que la gestión de Mauricio Macri arrasó en materia educativa.

    Suspender la paritaria por decreto fue uno de los mecanismos administrativos de Cambiemos para desescolarizar y avanzar así contra la educación pública. En estos años sin acceso a esa instancia de diálogo, pudimos comprobar que, más allá de su discurso publicitario engañoso, el macrismo no construyó ninguna de las escuelas que prometió en campaña. Por el contrario, en las jurisdicciones que gobernó intentó cerrar establecimientos, suspendió la entrega de netbooks y libros, discontinuó programas nacionales, desmanteló el sistema de formación y redujo el salario docente. Lo único que quedó claro fue que sin paritarias se desmoronan las condiciones para enseñar y aprender.

    En materia salarial queremos recuperar el poder adquisitivo perdido y ganarle a la inflación. Desde la Ctera vamos solicitar el aumento del Fonid, el Fondo Nacional de Incentivo Docente, que Macri congeló durante tres años y que es la porción del salario que la administración nacional paga a todos los maestros del país.

    El macrismo buscó instalar que las y los docentes limitamos nuestros reclamos a la cuestión salarial. Falso. Quienes ejercemos responsabilidades sindicales también acudimos a la Paritaria Nacional Docente para propiciar la construcción de escuelas y aportar a la alimentación de las y los estudiantes que son quienes sufrieron en carne propia las políticas de hambre y miseria planificada de los últimos cuatro años.

    La crisis que deja Mauricio Macri se expresa en la mala nutrición y en el deterioro de la salud de nuestros estudiantes y estos temas que no pueden estar ausentes en la paritaria. Sabemos que seis de cada diez niños son pobres y tres tienen hambre. La Escuela debe ser parte de la atención a la emergencia y las y los docentes podemos ser de mucha utilidad en este proceso que debe concluir con aulas que recuperen la centralidad en el conocimiento.

    Un punto central del debate tiene que ser el de la capacitación porque quien se atreve a enseñar tiene que estar dispuesto a aprender. Tenemos que desandar la política de vaciamiento educativo aplicada por Esteban Bullrich y Alejandro Finocchiaro que discontinuó la formación docente que debe ser gratuita, continua y en servicio.

    La decisión del presidente Alberto Fernández y el ministro Nicolás Trotta de convocar a la Paritaria Nacional Docente representa la oportunidad de recuperar un espacio de dialogo que es central para discutir todo lo concerniente a nuestra tarea: formación, educación de calidad, evaluación y poder adquisitivo del salario para enseñar y aprender en las mejores condiciones.-

    (*) Secretario Gremial de Ctera.

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales