21 Feb. 2020 | 12:44
21 Feb. 2020 | 12:44
2015 – 18 de Enero – 2020

Homenaje de Cambiemos a Nisman: “No fue un suicidio, fue magnicidio”

  •   |  
  • El acto se desarrolló en la Plaza del Vaticano, y comenzó alrededor de las 19. Juntó a decenas de figuras de la oposición, junto a quienes se encontraba la madre del difunto fiscal, Sara Garfunkel.

    La plaza de Nisman (foto La Nación).
    La plaza de Nisman (foto La Nación).

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) A cinco años de la muerte de Natalio Alberto Nisman, los más encumbrados dirigentes de Juntos por el Cambio lo homenajearon con la realización de un acto en pleno corazón de la Ciudad de Buenos Aires: la Plaza del Vaticano, frente al Teatro Colón.

    El mitín, organizado por dos agrupaciones integradas por “ciudadanos independientes sin pertenencia partidaria”, como son el Equipo Republicano y el Equipo Banquemos, y que convocó a movilizarse bajo el lema “Justicia perseguirás. No fue suicidio, fue un magnicidio”, contó con la presencia de Sara Garfunkel, madre del fiscal.

    Sin embargo, eran visibles las presencias de Patricia Bullrich, Elisa Carrió –quien le pidió a César Milani y a Aníbal Fernández que no la maten, ante las cámaras de Rusia Today–, Waldo Wolff, Mariana Zuvic, Fernando Iglesias, Alejandro Finocchiaro, Pablo Lanusse, Claudio Avruj, Graciela Ocaña y Luis Brandoni, entre otros.

    Durante el mismo se leyó un documento de cuatro páginas que, en sus extractos más intensos, resaltaba: “Nos hemos reunido para rendir tributo a quien dio su vida para que todos los argentinos podamos conocer la verdad sobre quiénes fueron los autores del atentado contra la sede la AMIA que, sabemos, también son los responsables de la voladura de la Embajada de Israel. No es éste el reclamo sólo de las víctimas y sus familiares, sino de todo un país al que esas bombas asesinas les sacudió el alma”.

    “Nadie en la Argentina puede darse el lujo de interpretar la muerte del Fiscal Alberto Nisman según su ocasional conveniencia política o el cargo que circunstancialmente ocupe. Quien piense que el Sillón de Rivadavia tiene el poder de hacer cambiar la verdad; quien crea que la verdad puede escribirse y cambiarse a conveniencia, no es más que un aliado de la mentira y cómplice de los culpables”, continuaba.

    “El gobierno de aquel entonces –que hoy ha vuelto con la intención de terminar su tarea inconclusa de asegurar la impunidad de los culpables y de quien pactó con los culpables– firmó un pacto clandestino e inconstitucional con la República Islámica de Irán que después transformó en ley con su mayoría automática en el Congreso. Ese pacto transformó a Nisman en la víctima número 86 del atentado a la AMIA y, a quienes lo firmaron y votaron, en traidores a la patria”, sostenía luego.

    Y concluía: “Así como Cristina Kirchner hizo un pacto de impunidad con Irán, el actual presidente hizo lo mismo con ella: pactaron una candidatura a cambio de impunidad. Vemos claramente y sin sorpresa cómo muy pronto ha comenzado la devolución de favores porque para ellos la lealtad –que puede ser transitoria o relativa en el llano– se transforma en omertá cuando ocupan el poder. Ambos quieren desmontar la causa de mayor envergadura política que pesa sobre la vicepresidenta: la del magnicidio que hoy cumple 5 años impune. Den por seguro los argentinos no lo vamos a permitir y por eso repetimos y nos despedimos diciendo una vez más: Justicia perseguirás. No fue suicidio, fue un magnicidio”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales