10 Jul. 2020 | 07:19
10 Jul. 2020 | 07:19
Emergencia sanitaria

La Pampa analiza la reapertura de restaurantes, bares y gimnasios

  •   |  
  • Representantes de estos sectores profundizaron su reclamo ante las autoridades provinciales para comenzar a funcionar, con el argumento de las dificultades financieras que atraviesan. En la provincia no hay circulación del coronavirus desde hace casi dos meses.

    LA PAMPA (ANDigital) El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, evalúa la apertura de restaurantes, bares, confiterías y gimnasios en toda la provincia, donde no hay circulación del coronavirus desde hace cerca de 50 días, como parte de las medidas de flexibilización de la cuarentena.

    La Gobernación indicó que por estas horas el mandatario mantiene videoconferencias con intendentes a fin de comenzar a trabajar en la implementación del operativo de apertura y control de restaurantes, bares, confiterías y gimnasios, con controles para evitar la aglomeración de personas.

    En los últimos días, representantes del sector gastronómico y de gimnasios profundizaron su reclamo ante las autoridades provinciales para comenzar a funcionar con el argumento de las dificultades financieras que atraviesan que puede derivar en el cierre de las actividades y despidos de trabajadores.

    Además, asentaron su reclamo en la situación sanitaria de la provincia, que no registra casos de COVID-19 desde hace cerca de 50 días y tuvo cinco desde el inicio de la pandemia, por lo que solicitan la reapertura de actividades con la instrumentación de un protocolo sanitario para cada sector.

    Cabe consignar que actualmente, están activos sectores del comercio, las peluquerías, las profesiones liberales, el personal doméstico, la obra privada, los restaurantes con delivery y la industria, que funcionan con un protocolo específico.

    También se permiten las caminatas y otras actividades deportivas como patinaje, bicicleta y running en espacios abiertos, sin restricciones más que evitar la concentración masiva de personas.

    En el plano sanitario, el Gobierno de La Pampa reforzó los controles de ingreso a la provincia y dispuso que de 17 puestos camineros solo quedarán habilitados diez con personal policial.

    En tanto, está en marcha el programa “Regreso a Casa” que organiza el retorno a la provincia de más de 600 residentes, quienes cumplen con una cuarentena obligatoria, en hoteles dispuesta por el Comité de Crisis local. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales