21 Oct. 2020 | 16:36
21 Oct. 2020 | 16:36
Reunión en la Casa Blanca

Obama y Bush ya iniciaron la transición presidencial en los Estados Unidos

  •   |  
  • El presidente electo y el saliente se reunieron este lunes y mantuvieron un diálogo a puertas cerradas y sin testigos. El republicano le habría contado a su sucesor demócrata los desafíos que deberá afrontar desde el 20 de enero próximo.
    • Escrito por ANDigital

    WASHINGTON-ESTADOS UNIDOS, Noviembre 11 (ANDigital) El recientemente electo presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, mantuvo este lunes un diálogo “productivo y amistoso” con el saliente gobernante George W. Bush, para dar inicio a una transición que se cerrará el 20 de enero, cuando el hoy senador demócrata asuma el mando de un país atrapado por dos guerras y una profunda crisis económica.

    El líder saliente describió su encuentro con Obama como “bueno, constructivo, distendido y amistoso”, anunció su portavoz, Dana Perino: “Conversaron sobre asuntos domésticos e internacionales, pero como se trata de un encuentro privado, la Casa Blanca se rehúsa a informar sobre detalles del encuentro”, añadió.

    Por su parte, el senador demócrata saludó el compromiso asumido por Bush para garantizar una transición de gobierno en calma: “El presidente electo, Barack Obama, saludó al presidente Bush por su compromiso para una transición en calma, y por su hospitalidad y la de la primera dama, Laura Bush, al recibir a los Obama en la Casa Blanca”, señaló Stephanie Cutter, portavoz del equipo designado por el próximo mandatario para coordinar el cambio de mando.

    Las conversaciones en la Casa Blanca, de cerca de una hora, fueron “productivas y amistosas”, añadió Cutter a través de un comunicado donde citó a funcionarios que comentaron el encuentro celebrado seis días después de la victoria demócrata en las elecciones presidenciales.

    Estaba previsto que Bush y Obama mantuvieran intercambios privados sobre las guerras en Irak y Afganistán, así como sobre la cumbre del 15 de noviembre en Washington sobre la crisis económica, a la que no está previsto que asista Obama.

    Bush dio varios consejos al futuro presidente, advirtiéndole que su aplastante ascenso también haría que la gente “empiece a cazarlo” y le anunció: “Todo el mundo esperará que usted tenga un resbalón, ya sabe lo que quiero decir, así que cuídese”.

    Por su parte, la primera dama Laura Bush, quien guió a Michelle Obama en una visita por los aposentos familiares de la Casa Blanca, compartió con ella su experiencia sobre la crianza de los hijos en la casa de gobierno.

    Luego de dos años de un campaña volcada en parte a criticar duramente las “políticas fracasadas” de Bush, el demócrata se convertirá el 20 de enero en el primer presidente afroamericano del gigante del norte, en el primer traspaso de mando desde los atentados del 11 de setiembre de 2001.

    Tras su elección, el 4 de noviembre último, Obama empezó a recibir diariamente los mismos reportes que Bush, y a mantener reuniones informales con varios líderes mundiales.

    Aún así, el legislador ha hecho hincapié en que no pretende interferir con el gobierno actual, pues Estados Unidos sólo tiene “un presidente por vez”.

    Miembros del equipo designado por Obama para implementar la transición advirtieron que el futuro gabinete podría incluir algunas caras familiares, especialmente en el Pentágono: “Estoy segura de que su administración incluirá a personas con diferentes horizontes”, dijo el domingo la copresidenta del equipo de transición de Obama, Valerie Jarret, consultada por la cadena NBC acerca de la posibilidad de que el futuro gobierno incluya a republicanos.

    “Realmente cree que tomará mejores decisiones si está rodeado de personas con perspectivas diferentes. Por tanto, es muy importante para él tener esa diversidad alrededor de la mesa”, enfatizó Jarret, una allegada al matrimonio Obama, ex funcionaria de la Municipalidad de Chicago (Illinois, ubicada al norte del país) y codirectora de finanzas de la campaña electoral del senador demócrata.

    El encuentro entre los dos líderes ocurrió más temprano que nunca, pasadas las elecciones, y mucho antes del que mantuvo Bush con el entonces presidente Bill Clinton, quien tuvo que esperar el fallo de la Suprema Corte con el que concluyeron las elecciones en 2000.

    Al inicio del encuentro entre Bush y Obama, el presidente llamó a su sucesor, lo presentó a su esposa, agarró un desinfectante para las manos y luego se lo tendió al senador de Illinois quien, desconcertado, señaló que no deseaba “parecer antihigiénico”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales