20 Sep. 2020 | 17:03
20 Sep. 2020 | 17:03
A través de un mensaje grabado

El Papa clausuró la cumbre mundial interreligiosa en Jerusalén

  •   |  
  • Participaron jóvenes palestinos e israelíes, además de españoles, mexicanos, argentinos, keniatas y brasileños, entre otros países de procedencia. También asistieron  académicos de 41 universidades de África, Latinoamérica, Europa, América del Norte y Asia y los principales referentes de los tres credos abrahámicos.

    ISRAEL (ANDigital) Este miércoles finalizó la cumbre mundial interreligiosa organizada por Scholas Occurrentes y el Instituto Truman que tuvo lugar del 2 al 5 de julio en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

    La ceremonia de clausura tuvo su inicio con representaciones artísticas, comenzando con la presentación de Dancing for the Millenium Goals.

    El auditorio se emocionó al escuchar a tres jóvenes de Argentina, Armenia y Palestina leer un poema juntos, cada uno en su idioma: “nunca más estaremos solos, porque acá dejamos una parte nuestra y nos llevamos otra de otros. Cada uno se llevará una parte de todos”.

    En este marco, Enrique Palmeyro, director mundial de Scholas Occurrentes, expresó que “el Papa dice que para cambiar el mundo hay que cambiar la educación y para eso hace falta una educación que comprometa a todos los actores”.

    “En estos días como pudimos percibir ha acontecido un hecho educativo y desde Scholas queremos agradecer a todos los que hacen posible que este hecho educativo suceda”, cerró.

    Luego un grupo de jóvenes presentó un mural creado a partir de los sueños, los miedos, las pasiones, los temores. Cada estudiante representante de un país se llevó un fragmento para recordar que aunque estén separados los unen los mismos sueños y un proyecto común: la paz.

    Luego se presentaron los proyectos de trabajo. Uno de ellos consistía en la creación de un autobús de Scholas que pueda recorrer la ciudad vieja de Jerusalén llevando la propuesta religiosa a través del deporte, el arte y la tecnología, transportando juntos chicos palestinos e israelíes.

    Otra de las propuestas fue una aplicación para compartir distintos problemas en el mundo y pedir fondos para resolver las dificultades reportadas; mientras que un grupo propuso crear una aplicación para reunir estudiantes de distintas partes del mundo con el fin de promover el encuentro y eliminar estereotipos.

    A su turno, los académicos presentes se dirigieron a los presentes y destacaron que “desde Cátedras Scholas estamos construyendo una educación que cultiva el lenguaje de las manos, del corazón y de la mente por la cultura del encuentro”.

    Luego, José María del Corral, presidente mundial de Scholas, presentó el mensaje que envió el Santo Padre desde la Ciudad del Vaticano.

    El Papa Francisco expresó: “nuestra utopía, la de todos los que de alguna manera formamos Scholas, es crear con esta educación una cultura del encuentro. Por eso quiero agradecerles hoy a los adultos, a los académicos de la Universidad Hebrea y de tantas universidades de todo el mundo por no encerrarse y por poner sus valiosos conocimientos al servicio de la escucha”.

    “Y a los jóvenes de Israel, Palestina y a los invitados de otros países del mundo, gracias por animarse a soñar, a buscar el sentido, a crear, a agradecer, a festejar, a poner la mente, las manos y el corazón para hacer realidad la cultura del encuentro”, finalizó Jorge Bergoglio.

    La ceremonia de clausura continuó en el auditorio exterior donde tuvo lugar la entrega de diplomas y la plantación del olivo de la Paz como símbolo de la semilla que se sembró mediante el encuentro y el diálogo de esta semana.

    Sobre el final y como se acostumbra en todos los cierres del programa Scholas Ciudadanía, los 75 jóvenes participantes del programa hicieron el “Baile por la Paz”. (ANDigital)

    Videos

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales