30 Jun. 2022 | 14:24
30 Jun. 2022 | 14:24
Por ahora, indomable

El presidente del Banco Central habló de inminente “desaceleración” inflacionaria

  •   |  
  • De todos modos, Miguel Pesce evitó ser preciso con las cifras para evitar cualquier efecto negativo en la economía. : “De ninguna manera predeciría un escenario catastrófico”, expuso.

    Pérdida del poder adquisitivo.
    Pérdida del poder adquisitivo.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) El presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Miguel Ángel Pesce, aseguró que la inflación se va a desacelerar desde mayo en adelante, aunque evitó dar un pronóstico concreto en cuanto a cifras.

    “Los analistas privados coinciden en que habrá una desaceleración”, expuso, aunque aclaró que no proyecta cifras para evitar cualquier efecto negativo en la economía.

    En declaraciones a Radio Con Vos sostuvo que “la palabra del sector público se ha desvalorizado en el país” y “es difícil que la sociedad crea, por eso el Banco Central no hace pronósticos”.

    Frente al pesimismo reinante, el funcionario sí se mostró enfático: “De ninguna manera predeciría un escenario catastrófico. Lo que estamos viendo es una desaceleración de la inflación en mayo”.

    Además, descartó fuertes variaciones “incluso en los meses que se den los ajustes tarifarios” y desestimó, también, la posibilidad de un escenario de estanflación.

    “El propio FMI previó un crecimiento del 4 % y en este aspecto Argentina siempre sorprende”, analizó Pesce.

    Por otra parte, aseguró que no se aumentará el cupo de compra de dólares para las personas naturales, ya que este es un mecanismo para estimular el crecimiento del mercado de capitales nacional.

    “El proceso de dolarización de la Argentina es muy profundo”, caracterizó, para luego recordar que “en 2017 se compraron activos externos por 23 mil millones de dólares” y “allí lo que tenemos que hacer es desarrollar nuestro mercado de capitales para que los ahorristas puedan invertir acá”.

    Finalmente, justificó la decisión de no aprovechar la presentación de los nuevos billetes para elevar la denominación: “A la par que estamos viviendo este proceso inflacionario, lo que se está dando es un aumento de las transferencias y pagos electrónicos”.

    “El sistema material de billetes tiene un costo muy importante de producción y logística; el sistema electrónico es más eficiente y viene creciendo aceleradamente. Entonces, las transacciones que son de mayor volumen deberían hacerse por esos medios”, cerró. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales