29 Nov. 2021 | 21:26
29 Nov. 2021 | 21:26
Contexto adverso

“De nada sirve un régimen de libre flotación si el dólar es un barrilete”

  •   |  
  • Así lo evaluó el extitular del Palacio de Hacienda, Hernán Lacunza. También advirtió por una posible “implosión” de la economía.

    Fiebre verde.
    Fiebre verde.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) El exministro de Economía bonaerense y de la Nación, Hernán Lacunza, propuso aplicar un plan de ajuste “gradual” y advirtió sobre la posibilidad de que la economía “implosione” ante la elevada inflación.

    En tanto, evaluó que que el plan para estabilizar la economía “depende del nivel de agujero fiscal”.

    “El programa fiscal no es de shock, no podés bajar de cuatro a cero por ciento el déficit, la implementación es necesariamente gradual”, puntualizó.

    “Una inflación del 50 % es invivible, y si está entre 3 y 4 %, no hay contrato de alquiler, porque ninguna de las dos partes quiere asumir el riesgo nominal, la economía así implosiona”, alertó.

    En tanto, consignó que si el plan es “creíble vas a tener crédito y bajar la emisión, y si no lo tenés, cualquier arreglo monetario y cambiario es insostenible”.

    En un encuentro organizado por Quinquela Fondos Comunes de Inversión sobre la economía después de las elecciones, Lacunza rechazó la posibilidad de retornar a la convertibilidad o a la política monetaria del extitular del Banco Central Federico Sturzenegger, que se aplicó en el anterior Gobierno.

    “El agujero fiscal se lleva puestas a las metas de inflación si hay demanda insaciable de recursos monetarios por parte del Tesoro, no importa la rigidez o si hay convertibilidad”, explicó el ministro de Economía de la última etapa de la gestión macrista.

    Luego puso de relieve que “a nadie le gusta ajustar, pero el desajuste lo paga sector privado con más deuda, inflación o impuestos”.

    Así las cosas, proyectó “un primer semestre razonable”, aunque advirtió que en el segundo “va a repercutir en la inflación del 2022 por el incremento de la emisión de los últimos tres meses”.

    Finalmente, descartó una “hiperinflación” o el riesgo de un “corralito” y señaló que el cepo cambiario “es una anormalidad y dio todo lo que podía dar”.

    “Probablemente tengamos que sacrificar libertad de movimientos para evitar swings, de nada sirve un régimen de libre flotación si el dólar es un barrilete”, remató. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales