21 May. 2022 | 19:57
21 May. 2022 | 19:57
Preparando la lista

Atención Papá Noel: ¿Cómo elegir el mejor juguete para cada edad?

  •   |  
  • Más allá de su función lúdica, cumplen una función primordial en la educación de los niños por lo que es muy importante que sean los adecuados para cada período de desarrollo. También es muy importante la seguridad.

    Deben ser testeados.
    Deben ser testeados.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) De cara a las fiestas, los chicos comienzan a hacer su pedido de regalos, sin embargo, y pese a los deseos infantiles, es importante saber cuáles son los juguetes recomendados para cada uno, tanto para estimular su crecimiento correctamente como para garantizarles la mayor seguridad.

    A un paso de terminar el año, las fiestas pasan a ser uno de los temas centrales. Los más chicos también comienzan a prepararse en vísperas de la llegada de Papá Noel y arman sus listas de regalos.

    Algunos de estos se adecuan a su edad mientras que otros, piden aquellos juguetes que vieron por la televisión, o hasta los que tienen sus hermanos o familiares más grandes.

    Sin embargo, no da lo mismo cualquier juguete. Más allá de su función lúdica, los juguetes cumplen una función primordial en el desarrollo y la educación de los niños por lo que es muy importante que sean los adecuados para cada edad.

    Por tal razón desde Asociación Argentina de Juguetes y Afines comparten una guía para que sea más sencillo orientarse y que la elección del juguete sea adecuada para el desarrollo evolutivo del niño que lo recibe, ya que no hay nada más frustrante que regalar un juguete con el cual el niño no puede jugar.

    Además, es importante regalar juguetes seguros. Hay muchos factores que hacen a la seguridad del juguete como ser materiales atóxicos, tamaños de piezas, etcétera. Todo esto está regulado y se verifica mediante test de laboratorios. Es primordial prestar atención al packaging que debe contar con la siguiente información:

    Datos del fabricante o importador

    ---) Advertencias y avisos legales según el tipo de juguete, como ser: riesgo de atragantarse, cómo desechar el packaging si tuviera bolsas, etcétera

    ---) Edad recomendada y si no es apto para menores de 3 años, tener en cuenta la presencia del logo que lo indica (ver abajo)

    ---) Presencia del logo que acredita que se trata de un juguete testeado y seguir (ver abajo)

    También el sitio donde se compra es importante. Se debe adquirir en comercios o cadenas reconocidas o identificadas como jugueterías, o en su defecto en supermercados o sitios online reconocidos, pero allí se pierde la oportunidad del diálogo con el juguetero que en última instancia es quien está capacitado para asesorarnos y evacuar las dudas.

    A continuación, una guía orientativa:

    Recién nacidos: es importante facilitarles juguetes que desarrollen los sentidos o que tengan imágenes de alto contraste. Podrían ser: objetos musicales con sonidos suaves como los de la naturaleza y canciones de cuna que pueden adosarse a la cuna, moisés o el cochecito. Proyectores con imágenes que pueden tener movimientos suaves, que ayudan a estimular la visión y al mismo tiempo relajan para dormir. Trapitos y muñecos de apego. Estos objetos ayudan a aliviar la separación corporal con la madre. No se imponen, ellos eligen con total libertad cuál desean. Necesitan que conserven su olor y textura.

    De 6 a 9 meses: Los chicos empiezan a sentarse, con lo cual los juegos de apilar y tirar, libritos blandos de tela o plástico, para chupar y jugar en el agua son buenas opciones. Como también lo pueden ser los juegos con luces y sonidos como los multiactividades que se enganchan de la cuna o cochecito. Son un gran estímulo, viso – motriz, de lenguaje y cognitivos. También los mordillos son adecuados.

    De 9 a 12 meses: Comienzan los desplazamientos, el interés por querer pararse y el gateo. En esta etapa se suman al juego, pelotas blandas, vehículos y otros juguetes que con el sonido pueden estimular la búsqueda de los mismos. Las figuras con volumen, para ensartar una dentro de otra o apilar son ideales en esta etapa. Los instrumentos también estimulan la motricidad fina. Los libros con imágenes nítidas de uno o 4 objetos, permiten estimular el lenguaje enseñando sonidos de animalitos, o el nombre de los colores u objetos que un día y de repente nombrará por sí mismo.

    1 a 2 años: Los niños ya empiezan sus primeros pasos y los juguetes de arrastre, andadores, caminadores, pata pata, con actividades motrices o sin ellas, son importantes para colaborar en esta etapa. En esta etapa su vocabulario comienza a enriquecerse gracias al estímulo que recibe de la familia a su alrededor, por lo cual los libros también se convierten en piezas muy importantes. Los juguetes de seriación, los apilables, los discos encastrables, los que se guardan uno dentro de otro, son ideales en esta etapa.

    2 a 3 años: Los muñecos, muñecas, bebotes y títeres son una gran opción para esta edad, ya que comienzan a ponerlos en situación. Como también, juegos de rol, como ser doctor, cocina, comidas, veterinaria. Bajo supervisión de un adulto pueden jugar con masa, crayones y dáctilo pintura, estimulando la motricidad fina, la creatividad y la autoestima por el logro de producir sus propias obras de arte. Los juegos de asociación, memo test, recorridos de colores. Disfrutan de estar con otros niños, aprendiendo reglas sociales simples, aprenden a respetar el turno y ya nombran las imágenes por su nombre.

    De 3 a 5 años: Se incorporan las letras del abecedario, y ya conocen los números, juegos de tablero simples. Juegos de asociación de imagen y números o palabras. Los libros que incorporan frases, los que reemplazan palabras por dibujos, los rompecabezas con más de 24 piezas. También las figuras de acción. Construcciones con bloques de 4 cm aproximadamente o más. En todas las versiones de encastre o apoyo. Enhebrados, encastres y ensartados. Todos los accesorios y juguetes que permiten imitar la vida cotidiana (juegos de rol) como: cocinas, vehículos, garajes, pistas, estaciones de bomberos, pizarras, casas de muñecas, figuras encastrables para armar escenarios, disfraces, juegos de carpintería, de doctor, veterinaria, peluquería, supermercado, etc. Los triciclos, bicicletas de equilibrio, monopatines, autos a batería, etc. empiezan a tomar protagonismo. Pelotas livianas que imitan diferentes deportes, paletas, raquetas, bowling, aros de básquet, arcos de fútbol, palos de golf, de hockey, etcétera.

    “A modo de ejemplo para que se entienda el rol del juguete, un juego clásico como los bloques de apilar enseña a los niños a entender la relación espacial entre las formas y los objetos por medio de la prueba y error ya que cada vez que un niño arma una pila de bloques poniéndolos en secuencia incorrecta y la pila se cae, termina aprendiendo que para que sea estable los bloques deben ir de menor a mayor”, resumen desde la Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales