28 Sep. 2021 | 01:29
28 Sep. 2021 | 01:29
Desde la Defensoría del Pueblo bonaerense

Advierten por la interferencia “marketinera y comercial” de tabacaleras

  •   |  
  • Así lo refleja un ranking regional sobre la influencia en las políticas públicas. Las empresas lo hacen en los márgenes del marco regulatorio vigente, aprovechando al máximo los vacíos legales, y con el claro objetivo de asegurarse una nueva generación de clientes.

    Una de las estrategias de venta: llamativos exhibidores, junto a las golosinas.
    Una de las estrategias de venta: llamativos exhibidores, junto a las golosinas.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) El defensor del pueblo adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, alertó que un ranking de América Latina, publicado este año, muestra a la Argentina con uno de los peores indicadores del continente luego de Ecuador y Colombia en cuanto a la interferencia de la industria tabacalera en las políticas públicas.

    “En plena pandemia, y siendo el tabaquismo uno de los principales factores de riesgo en la letalidad del COVID-19, las tabacaleras despliegan una fuerte ofensiva comercial y marketinera. Lo hacen en los márgenes del marco regulatorio vigente, aprovechando al máximo los vacíos legales, y con el claro objetivo de asegurarse una nueva generación de clientes”, explicó el responsable del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría.

    El denominado Índice Regional de Interferencia de la Industria Tabacalera (IT) abarca a 57 países de todo el mundo. Es elaborado por Corporate Accountability y Stopping Tobacco Organizations and Products (STOP), a partir de datos aportados por organizaciones de la sociedad civil. Se trata de una encuesta global sobre la protección de las políticas de salud pública frente a la IT y cómo los gobiernos implementan medidas para frenarla.

    El ranking muestra a la Argentina con 66 de puntuación, sólo superada por Ecuador y Colombia. Dicho sistema establece que cuanto menor sea la puntuación, mejor es la calificación, y contempla una serie de variables vinculadas con la transparencia, el lobby, los conflictos de intereses, el nivel de interacción con los actores de la industria y las acciones preventivas.

    Cabe destacar que, en lo que se refiere a nuestro país, los datos vinculados a la gestión gubernamental corresponden al año 2018, cuando el Poder Ejecutivo nacional se encontraba a cargo de Mauricio Macri.

    Martello explicó que un aspecto crucial para explicar la situación que se registra desde hace años en la Argentina es la no ratificación del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) que proporciona un marco para la adopción de medidas que reduzcan el consumo y la exposición al humo del cigarrillo.

    “A su vez, la legislación nacional y provincial no ha ido adecuándose a las nuevas estrategias comerciales y publicitarias de las tabacaleras, que se renuevan constantemente. A punto tal que se están expandiendo, de forma inusitada, en el negocio de los cigarrillos electrónicos o dispositivos similares tales como el IQOS, un híbrido entre el vaporizador y un producto de tabaco tradicional”, concluyó el defensor del pueblo Adjunto.

    Estrategias de las tabacaleras

    La industria tabacalera constantemente busca fidelizar e incrementar su mercado de consumidores, especialmente entre adolescentes y jóvenes adultos. Entre otras herramientas, se sirve de la publicidad en los puntos de venta: ubicación de los cigarrillos cercana a las golosinas; displays o exhibidores con iluminación, colores o diseños llamativos; promociones, concursos y obsequios; ubicación en lugares de alto tránsito como cajas o salidas y utilización de objetos atractivos.

    Las tabacaleras hacen especial hincapié en los cigarrillos con aditivos saborizantes y aromatizantes. Estas sustancias permiten disfrazar el verdadero sabor del tabaco (chocolate, mentol, menta, frutos del bosque, uva, etcétera), haciéndolo más tolerable pero no por ello más saludable.

    La estrategia apunta a querer asociar arbitrariamente el tabaco con conceptos tales como “frescura”, “colorido”, “diversión”, “balanceado”. Buscan dar la idea de que se puede elegir dentro de una amplia variedad y que, en cierta forma, el acto de fumar forma parte de un acto libertad. No por casualidad el slogan de la principal marca de cigarrillos sea “Vos decidís”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales