03 Dec. 2021 | 09:40
03 Dec. 2021 | 09:40
Análisis

Los equipos remotos elevan la vara de la calidad del trabajo

  •   |  
  • El futuro del trabajo va a estar mucho más enfocado en las habilidades de las personas y no en su ubicación. Esto va a generar que los mejores talentos van a poder decidir dónde vivir y para quién trabajar.

    El desafío de las empresas es brindar ecosistemas que atraigan al talento.
    El desafío de las empresas es brindar ecosistemas que atraigan al talento.

    Por Federico Bongiorno (*)

    El trabajo remoto se convirtió en una herramienta para obtener nuevas posibilidades. Si nos trasladamos unos años hacia atrás, podíamos ver que la única manera de conseguir un empleo era viviendo en un radio geográfico cercano a las oficinas de la empresa. De lo contrario, hubiera sido imposible trasladarse diariamente al lugar, pasar las etapas de entrevistas y todo lo que un proceso de selección conlleva.

    Esto no beneficiaba a ninguna de las partes, ya que las empresas sólo podían contratar talento dentro de su rango geográfico, y los empleados sólo podían acceder a las oportunidades que se encontraban cerca de su vivienda.

    En estos últimos años comenzó a despegar el concepto de trabajo remoto, y con la pandemia se aceleró la incursión de las empresas en esta dinámica. Hoy podemos observar procesos de contratación digitales en su totalidad. Esto llevó a que las oportunidades se amplifiquen inmediatamente para ambas partes. Ahora las empresas podían contratar talento sin importar donde se encuentren, y los trabajadores podían conseguir oportunidades en cualquier país.

    En nuestro caso, siempre fuimos una empresa con equipo remoto desde el primer día, lo que nos llevó a estar preparados para esta dinámica. Dentro de nuestro equipo hay personas de diferentes provincias de Argentina, que fueron contratadas por su talento sin la necesidad de que estén cerca de nosotros.

    Esta estructura de equipos remotos va a ser un beneficio muy grande para la economía porque las personas se van a enfocar en aprender nuevas habilidades que les permitan competir por las mejores oportunidades del mercado. Esto va a elevar la vara de la calidad del trabajo, ya que todas las personas van a poder competir por las mismas oportunidades sin importar donde se encuentren.

    Quizás hace unos años, para conseguir trabajo en una agencia de marketing digital tenías que encontrarte en las grandes ciudades. Hoy en día, desde cualquier pueblo del país con conexión a internet podés trabajar en las mejores agencias de marketing de la región.

    El futuro del trabajo va a estar mucho más enfocado en las habilidades de las personas y no en su ubicación. Esto va a generar que los mejores talentos van a poder decidir dónde vivir y para quién trabajar. El desafío de las empresas es brindar ecosistemas que atraigan el talento por todo lo que pueden conseguir en su carrera profesional trabajando con ellos.

    Hoy en día, gracias a las posibilidades que nos brinda internet, podemos desarrollar la mayoría de las habilidades necesarias para conseguir los empleos del futuro. Hay desde libros, cursos y hasta carreras completas que podemos realizar para aprender lo necesario y trabajar en empresas competitivas a nivel mundial. Este nuevo paradigma está transformando los organigramas empresariales y presentando nuevos horizontes y desafíos para las empresas de los próximos diez años.

    (*) Creador de negocios digitales con equipos remotos

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales