01 Apr. 2023 | 14:18
01 Apr. 2023 | 14:18
Más del 60 % respecto a 2018

Importante aumento del reciclado en La Plata

  •   |  
  • Puntos verdes, programas ambientales y recolección puerta a puerta permitieron que durante 2022 se hayan superado las 26.600 toneladas.

    Mayor conciencia vecinal.
    Mayor conciencia vecinal.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) A partir de un trabajo sostenido del Municipio para garantizar un servicio inclusivo y sostenible, entre 2018 y 2022 la cifra de residuos reciclados se incrementó un 66%. Concretamente en el último año, se superaron las 26.600 toneladas.

    “A través de políticas concretas e integrales, logramos una gestión moderna que tiene en cuenta no solamente la protección del ambiente, sino también el cuidado sanitario y la inclusión social”, destacó el secretario de Gobierno local, Marcelo Leguizamón.

    Según puede verse en el último informe elaborado por la comuna, durante todo 2022 se reciclaron 26.630 toneladas de residuos, un 66% más que en 2018 (cuando la cifra fue de 15.980), logrando que cada vez menos desechos terminaran innecesariamente en la CEAMSE.

    Cabe destacar que en el año 2019 el Municipio aumentó un 50 % la zona de recolección de los residuos secos, pasando de 10 mil a 15 mil cuadras.

    Además, se destacó también el funcionamiento de una veintena de Puntos Verdes distribuidos en distintos barrios de la Ciudad y la puesta en marcha de programas municipales para reutilizar aceite, aparatos electrónicos, pilas, tóneres, restos de poda y plásticos de un solo uso.

    Habituales, no habituales y reciclables

    Cabe recordar que, en La Plata, además del servicio casa por casa para la recolección de residuos domiciliarios habituales, funcionan más de 700 contenedores en el casco urbano, cuya instalación continúa ampliándose mes a mes en el marco de un programa que prevé alcanzar las 1.500 unidades en 2023.

    Los residuos no habituales, que son aquellos no embolsables por su tamaño, forma, magnitud o características (como ramas, materiales de construcción, muebles, entre otros) también tienen su servicio específico, para garantizar la limpieza y orden de la ciudad.

    Por último, los residuos secos o reciclables son los que, gracias a sus propiedades físicas o químicas, pueden volver a utilizarse o incorporarse en la fabricación de nuevos productos. Estos se recogen puerta a puerta y se reciben en Puntos Verdes o durante jornadas de Eco-Canje impulsadas por la comuna.

    Pilas, neumáticos, e-basura y aceite

    Según se desprendió del informe municipal, el programa de recuperación de aceite vegetal usado alcanzó los 12.530 litros en 2022: 10 mil de ellos fueron aportados por comercios gastronómicos, mientras que los restantes provinieron de vecinos particulares.

    Asimismo, se le dio una nueva oportunidad a ocho toneladas de cubiertas usadas (aproximadamente 7.500 unidades), tres toneladas de pilas y baterías de notebooks, 100 metros cúbicos de aparatos electrónicos, una tonelada de tóners y cartuchos y 400 kilogramos de luminarias en desuso.

    Asimismo, la comuna convirtió 1.800 toneladas de residuos forestales en chipeo, el cual utiliza como abono para el arbolado público, y realizó pruebas piloto para la conversión de plásticos de un solo uso y restos de poda en combustible dentro de la planta de Cementos Avellaneda, ubicada en Olavarría.

    En última instancia, cabe destacar que la Municipalidad firmo un convenio con la Cámara Argentina de Industrias de Bebidas sin Alcohol (Cadibsa) para la recuperacion de mil toneladas de botellas plásticas y así fomentar su recuperación. A partir del acuerdo, Cadibsa aportará diez puntos verdes y 100 islas de reciclado para escuelas e instituciones locales. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales