08 Aug. 2022 | 09:52
08 Aug. 2022 | 09:52
A cinco años del hecho

Caso Johana Ramallo: Cayó el presunto secuestrador y asesino de la joven

  •   |  
  • El sujeto reconocido como Carlos Omar Rodríguez, y apodado “El Cabezón”, es un personaje del ambiente de la zona roja de La Plata. Fue detenido en un operativo policial.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) El presunto asesino de Johana Ramallo, la joven de 23 años desaparecida el 26 de julio de 2017 en La Plata y cuyo cuerpo, despedazado, apareció incompleto meses después en Berisso, fue detenido este martes a la noche en un operativo policial en cercanías de la capital provincial, informaron fuentes policiales.

    El operativo, encabezado por el juez federal Alejo Ramos Padilla, posibilitó la detención de Carlos Omar Rodríguez, alias “El Cabezón”, un personaje conocido en el ambiente de la zona roja de La Plata.
    Rodríguez será indagado este miércoles a la tarde en relación con la desaparición y muerte de Johana Ramallo, pero también por hechos vinculados con la trata de personas, la explotación de la prostitución incluso con menores de edad y tráfico de estupefacientes, entre otros delitos.

    De hecho, el operativo en el que fue detenido Rodríguez fue realizado por la División Trata de Personas de la Policía Federal.

    Ramallo fue vista con vida por última vez la noche del 26 de julio de 2017, cuando salió de su casa y prometió a su madre que regresaría cerca de las 20.

    Su desaparición fue denunciada al día siguiente y originó una causa por "averiguación de paradero", con intervención de la Justicia provincial.

    Pero la familia de Ramallo pidió que el caso fuera investigado como posible trata de personas y pasó así a la órbita federal, donde durante cuatro años prácticamente no se registraron avances.

    El desembarco de Ramos Padilla en el juzgado de La Plata reactivó la investigación y avanzó sobre el manejo de la prostitución y el comercio de drogas en la zona roja de La Plata.

    Johana, madre de una niña y separada del padre de ésta, trabaja en una cooperativa en el marco del programa “Ellas hacen” y frecuentaba –según testigos- la Plaza Matheu, la “zona roja” de La Plata.

    La noche previa a su desaparición, Johana se había descompensado en esa zona y fue trasladada a un hospital cercano, del que se escapó a las pocas horas.

    En agosto de 2018, aparecieron en distintos lugares de La Plata una pierna, un pie y un brazo humanos, que una vez sometidos al cotejo genético arrojaron coincidencia con el ADN de la joven que estaba desaparecida. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales