01 Mar. 2021 | 16:16
01 Mar. 2021 | 16:16
Brutal

Captan el balazo en la cabeza del repartidor: Se ratifica la hipótesis del crimen por venganza

  •   |  
  • El hecho ocurrió este lunes y la joven víctima se debate entre la vida y la muerte. Antes, a Facundo David Hambra le habían robado la moto y junto a colegas escracharon al ladrón. FUERTES IMÁGENES

    Uno de los delincuentes balea a Facundo, mientras el otro aguarda sobre una moto.
    Uno de los delincuentes balea a Facundo, mientras el otro aguarda sobre una moto.

    ITUZAINGÓ-BUENOS AIRES (ANDigital) Una cámara de seguridad captó el momento preciso en que los dos delincuentes abordaron a Facundo David Hambra, un joven repartidor de Ituzaingó que recibió un balazo en la cabeza y en estos momentos se debate entre la vida y la muerte en el Hospital Güemes, de la mencionada ciudad del Conurbano bonaerense oeste.

    Las imágenes –captadas en las calles Alvear y Medeiros– ratifican la hipótesis principal que persiguen tanto la Policía Bonaerense como la fiscal María Laura Cristini, titular de la UFI Nº 2 Descentralizada de Ituzaingó, que el hecho se produjo a modo de venganza, ya que tras disparar uno de los delincuentes sube corriendo a la moto donde un cómplice lo esperaba y se fueron sin robar absolutamente nada.

    El motivo de esa venganza fue que tanto el muchacho como un grupo de repartidores se manifestaron previamente en el límite entre Ituzaingó y Castelar tras haber sufrido el robo de su motocicleta, y a raíz de que desde allí partía la señal satelital del motovehículo sustraído, mientras la policía nada hacía, y la terminaron recuperando.

    Por el disparo Facundo está al borde de la muerte cerebral dada la escasa actividad neuronal que registra: su pronóstico es reservado, se encuentra en coma inducido, respira con asistencia mecánica, tiene pérdida de masa encefálica y en la intervención quirúrgica no pudieron sacarle la bala de la cabeza.

    La causa fue caratulada como “homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa y portación ilegal de arma de fuego uso civil”, ya que el hecho fue cometido con un arma calibre 22 milímetros, aunque aún no hay datos sobre los autores de tan brutal hecho delictivo.

    En ese marco, los investigadores buscan identificar a los moradores de la vivienda en cuestión, para que puedan librarse órdenes de allanamiento y eventuales detenciones, y de ese modo avanzar en la causa. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales