19 Aug. 2022 | 06:03
19 Aug. 2022 | 06:03
Ensenada

Cristina, la lapicera y Perón: “La cazó en la Secretaría de Trabajo y no la largó más”

  •   |  
  • En su discurso la vicepresidenta volvió a responderle a Alberto Fernández. Fue en el acto por el 48º aniversario del fallecimiento del General Perón en Ensenada.

    CFK en Ensenada.
    CFK en Ensenada.

    ENSENADA-BUENOS AIRES (ANDigital) Cristina Fernández de Kirchner dio su discurso este sábado por la tarde en Ensenada a raíz de cumplirse el 48º aniversario del fallecimiento del General Juan Domingo Perón y volvió a cargar las tintas del público contrapunto que mantiene con Alberto Fernández.

    En ese marco, tal vez lo más destacado del discurso sea el nuevo capítulo de esta trama de la “lapicera”, cuando la vicepresidenta expuso: “En la Secretaría de Trabajo Perón cazó la lapicera y no la largó más”.

    Ello, indudablemente, en respuesta a lo manifestado por el Presidente en el acto que encabezó este viernes en la CGT, y en el que dijo que “el poder no pasa por ver quién tiene la lapicera, pasa por la capacidad de convencer”.

    Y agregó: “Perón convenció a millones de argentinos que hasta el día de hoy lo sienten vivo, nunca necesitó de una lapicera. Me parece que tenemos que recordar todas esas enseñanzas que fueron importantes”.

    En este punto vale remarcar que la vicepresidenta comenzó su discurso de este sábado leyendo un fragmento de un libro de conducción política que el actual ministro de Agricultura, Julián Domínguez, le había regalado a Néstor Kirchner: “Elegí algún párrafo de los que Néstor tenía señalados. Página 73, Persuasión con hechos. ¿Qué decía Perón? ‘Yo no persuadía con palabras, porque las palabras poco persuaden. Yo persuadía a la gente con hechos y con ejemplos’”, lanzó.

    “Perón llegó con la Revolución del (año) 43 y qué se le ocurrió para construir poder: pidió ir al Departamento Nacional del Trabajo, que no lo conocía ni el gato. Eso fue en junio. En noviembre consiguió transformarlo en la Secretaría de Trabajo y Previsión. Y ahí, mis queridos y mis queridas, cazó la lapicera y no la largó más”, expresó luego CFK.

    Y prosiguió: “Cazó la lapicera y entró a firmar. ¿Y qué firmó? Derechos que los trabajadores no tenían. Firmó, por ejemplo, el aguinaldo, las vacaciones... Reconoció a las asociaciones profesionales, los sindicatos. Fundó la justicia del trabajo. Se la pasó firmando y firmando. Tanto firmó, que comenzó a haber en el partido militar y en el poder en la Argentina preocupación con este hombre”.

    “Luego hubo un movimiento tectónico y Perón termina como vicepresidente de (Edelmiro) Farrel, ministro de Guerra, y ¿a que no saben lo que hizo? Pidió retener la Secretaría de Trabajo y Previsión. O sea, la lapicera no la largó, la mantuvo. El hombre no paró, después fue presidente y siguió firmando”.

    Y concluyó: “Esto es lo que Perón decía: la conducción y el amor del pueblo es en base a los hechos. Es importante que entendamos la mecánica de la construcción del poder del peronismo. ¿Por qué fue atacado Perón? Porque usaba la lapicera en favor del pueblo”.

    Toda esta trama de la lapicera comenzó a principios de junio, en un acto que ambos compartieron por los 100 años de YPF, en el que Cristina expuso: “Te dije la otra vez cuando hice un documento que vos tenías la lapicera. Yo lo que te pido es que la uses, que la uses con los que tienen que darles cosas al país. Hay que usarla, que no significa ni pelearse, ni nada”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales