29 Nov. 2020 | 13:03
29 Nov. 2020 | 13:03
Emergencia sanitaria

La pandemia echó luz sobre “la profunda desigualdad que hay a nivel educativo”

  •   |  
  • Lo afirmó el ministro Nicolás Trotta, quien convocó a revertir la desinversión en el sector que se llevó adelante durante la gestión de Mauricio Macri. Por otra parte, negó que este 2020 sea “un año perdido”.

    Nicolás Trotta.
    Nicolás Trotta.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, afirmó que pese al calendario trastocado por la pandemia, el 2020 “no es un año perdido” y muchos de los contenidos “que no se pudieron brindar este año, se darán de manera coordinada” en 2021.

    En tanto, el funcionario adelantó que “las provincias con baja circulación” viral, “estarán ensayando un regreso a las aulas a partir de agosto” de manera escalonada, respetando pautas de distanciamiento social para evitar eventuales brotes infecciosos.

    También confirmó que se encuentra dialogando con todas las carteras provinciales, y aclaró que “la decisión de cuando volver la tienen los gobernadores”.

    A lo largo de una entrevista federal organizada por Radio Nacional, el titular del Palacio Pizzurno destacó el esfuerzo de docentes, alumnos y padres en la adaptación de los contenidos al ámbito virtual, pero también insistió que “el trabajo en el aula es irremplazable” como proceso pedagógico.

    “Hoy en día vivimos un justo reconocimiento a los docentes que debemos sostener a lo largo del tiempo”, exclamó.

    También puso de relieve que “ante esta pandemia que nos golpea tan duro el Estado, a través de la Escuela, está presentes. Donde hay más necesidad tiene que haber más escuelas”, ya que la contingencia sanitaria “dejó a la luz la profunda desigualdad que hay a nivel educativo”.

    Consultado por la necesidad de reforzar el acceso a las tecnologías ante la nueva realidad que impuso la emergencia de coronavirus, destacó los avances del Plan Federal de Conectividad Juana Manso, que busca integrar y brindar acceso a la tecnología a todas los niños y adolescentes que cursan la educación básica.

    En igual tenor, confirmó que el Plan de Conectividad apunta para que en 2020 todos los establecimientos educativos públicos tengan al menos una computadora para cada alumno de cuarto año, y consideró “inexplicable que el macrismo no haya distribuido computadoras del 2015 a 2016”. Y recalcó: “la distribución de computadoras y libros es un acto de ciudadanía”.

    Por último, consideró que “tenemos que repensar nuestra escuela secundaria, para que interpele, convoque, que prepare a nuestros jóvenes para el mundo del trabajo, como ciudadanos responsables, y para continuar su educación en las universidades”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales